La Municipalidad de Rafaela adhiere a la propuesta de “Familias Leonas TDAH”, de “teñir” el edificio municipal de naranja con el objetivo de concientizar, sensibilizar e informar acerca del Transtorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH).

“El edificio municipal se ilumina de color naranja como una forma de concientizar y de acompañar a todas aquellas personas que padecen TDAH y a sus familias. Se ha elegido en el mundo el color naranja para la visibilización del colectivo de las personas con este trastorno ya que puede interpretarse como la síntesis que surge del rojo que simboliza la calidez, el amor y el compromiso y del amarillo que expresa la energía, el pensamiento en acción”, contó Miriam Beltramo, responsable del área de discapacidad del municipio.

“El TDAH es un trastorno del neurodesarrollo que en niños y adolescentes está caracterizado por niveles de distracción moderados a graves, breves períodos de atención, inquietud motora, inestabilidad emocional y conductas impulsivas”, agregó.

“Esperamos que la real toma de conciencia que se moviliza a partir de este evento, impacte en la convivencia comunitaria, en el respeto y compromiso, en la construcción de una sociedad plural, con espacio para todos”, reflexionó Beltramo.