En el marco de los procedimientos de seguridad preventivos coordinados entre la Municipalidad de Rafaela y la Agencia de Investigación Criminal (AIC) se procedió al secuestro de dos motocicletas, las cuales se encontraban retenidas en los depósitos municipales como resultado de diferentes operativos llevados a cabo por la Dirección de Protección Vial y Comunitaria local y la Policía de Santa Fe.

Se trata de dos motos: una, marca “Corven”; la otra, marca “Guerrero”. Una de ellas tiene un motor que no se relaciona con su número de chasis. La otra, la numeración suprimida.

Detectada la irregularidad, se procedió a la confección de las actas correspondientes. Al mismo tiempo, se dio aviso al Juzgado de Faltas municipal sobre el retiro de ambas motocicletas de los depósitos y se dispuso su traslado a sede policial, de acuerdo a la orden impartida por el fiscal interviniente, doctor Martín Castellano.