Para el concejal Lisandro Mársico (PDP - FPCyS), el intendente Luis Castellano tiene “voracidad fiscal”. La definición tiene su fundamento: el demoprogresista afirma que en el cálculo para subir los tributos locales un 38% para el segundo semestre, se tomó para el cálculo de la fórmula polinómica se tomó un mes más de lo que correspondía. Este jueves, junto al bloque de Cambiemos, aprobó un incremento de la Unidad de Cuenta Municipal (que se aplica para cobrar los impuestos locales) de 32.25%, de forma escalonada, hasta final de año.

// Mirá también La tasa subirá un 32% escalonado hasta diciembre

La propuesta de incremento concretamente del Intendente, fue excesiva, claramente en un verdadero atentado contra los bolsillos de los vecinos de Rafaela; existe una fórmula que se toma como guía para el aumento dentro de la cual se incluyen variables como el Salario Municipal Categoría 15, Gasoil grado 2 YPF, y el Índice de Precio Interno al por Mayor, en dos períodos de tiempo de Noviembre a Abril y de Mayo a Octubre, 6 meses en cada lapso de tiempo”, informó Lisandro Mársico.

“Lo descripto precedentemente es lo que está consignado en la actual Ordenanza Tributaria, pero que hizo el Sr. Intendente, en vez de tomar el período Noviembre 2020 a Abril 2021, tomó para el cálculo desde Octubre del 2020, lo que hace incrementar el porcentaje de aumento y así envió un proyecto con una suba acumulada de la Unidad de Cuenta de 38%” aseveró el edil demoprogresista.

“Aclaro, el Arquitecto Castellano es dueño de mandar el proyecto como mejor le parezca, pero ante eso y el aumento que de su parte pretendía yo también tengo derecho a decir que es una muestra palmaria y constante de su voracidad fiscal a los hora de proponer los tributos que deben abonar los ciudadanos”, dijo el Concejal pedepista.

“De ahí la importancia de la propuesta opositora para frenar estos excesos, por eso yo apoyé esa iniciativa que provino de la oposición y que es la que salió aprobada de un incremento menor” sostuvo Mársico.

“Se buscó el equilibrio entre mantener la prestación de los servicios municipales por los cuales el vecino paga y no producir un aumento desmesurado” finalizó Lisandro Mársico.