Este martes, los concejales se reunieron para analizar la propuesta del Ejecutivo de aumentar los tributos municipales un 38% para el segundo semestre, al igual que el plan de beneficios vinculados con la pandemia.

Hay varios puntos en donde hubo acuerdo entre oficialismo y oposición: en julio no abría aumento de tasa. También que la suba hasta final del año, será escalonado y no será 38% como había propuesto el DEM.

El Concejo analizó las propuestas del EjecutivoPrensa Concejo Municipal de Rafaela | Vía Rafaela

El jueves, en la misma sesión extraordinaria que convocó el Ejecutivo, se definirá si se congela también agosto o el incremento se dará a partir de septiembre y hasta diciembre. Tampoco está determinado cuánto será el porcentaje final: si 32 o 36 por ciento.

Así lo adelantó el concejal Juan Senn, en diálogo con FM Galena. “Recordemos que la fórmula polinómica está compuesta en un 50% por los aumentos salariales que tienen los empleados municipales categoría 15, el 10% de gasoil grado 2 y un 40% de la inflación mayorista. La propuesta que elevó el Ejecutivo implicaba un aumento del 38% que sería escalonado, cada 2 meses”, recordó.

Hubo un acuerdo entre los bloques para que, por lo menos, en julio no haya aumento. Y después resta saber si para los meses de agosto y septiembre sube un 15%, mismo porcentaje que se aplicaría para octubre y noviembre y después en diciembre otra suba menor, que acumularía un 35-36 por ciento. O, si tampoco aumenta en agosto y en los cuatro meses siguientes aumentaría dos veces 15%. Eso daría un acumulado del 32%. Eso lo presentó la oposición. Seguramente, en 38% no va a estar”, dijo.

Senn también anticipó que la oposición accedió a aprobar el paquete de beneficios impositivos para quienes hayan generado deudas por diferentes tributos desde el comienzo de la pandemia hasta la actualidad.

La sesión será presencial y marcará el retorno de los ediles al sexto piso. Ahora, cada banca tiene una protección de acrílico, para protegerlos de posibles contagios de coronavirus.