Cerca de las 9, se desató un incendio en una vivienda en calle Alvear al 400. Hasta allí llegaron tanto los bomberos zapadores como los voluntarios.

No hubo que lamentar víctimas y solamente hubo daños materiales. Aunque, el dueño de la casa, debió ser atendido por el 107 por algunas lesiones en el rostro y brazos.

Hasta el momento, no se sabe cuál fue el motivo del origen del foco ígneo. Seguramente, se harán las pericias para poder determinarlo.

AMPLIAREMOS