Este lunes 11 de enero, el Quirófano Móvil cumplió una década de trabajo sostenido en los barrios de Rafaela. Ante esta fecha tan importante, el intendente Luis Castellano y parte de su gabinete se acercó al barrio Belgrano, en donde está esta semana, y dialogó con el personal presente.

El director de Zoonosis y veterinario del Quirófano, Cristian Neder, contó que el plantel se compone de cuatro profesionales y un grupo de ayudantes “que saben cómo se hace el trabajo”.

En estos 10 años fue una tarea ardua superar las 30 mil castraciones para brindar un servicio a la comunidad. No solamente hacemos castraciones sino que se aborda todo el aspecto sanitario con la vacunación antirrábica y el antiparasitario, que son fundamentales”, comentó.

Remarcó que en los inicios, “la gente solo se acercaba con perras. De a poco fue entendiendo cómo era la problemática y que además de castrar a la hembra también es importante operarlo al macho. Hoy en día se castran a la par caninos y felinos, tanto machos como hembras. Hubo trabajo cultural para modificar el paradigma que tenemos sobre nuestros animales”.

El responsable del Quirófano hizo hincapié en la tenencia responsable de animales: “La problemática de los perros en la calle no se termina con la castración porque el perro castrado, si el dueño se lo permite, continúa saliendo a la calle y rompe bolsas de residuos, genera accidentes de tránsito o mordeduras”.

Entonces “es muy importante que hagamos la autocrítica y si lo sacamos a la calle sea bajo nuestra supervisión, con correa y collar, porque para terminar con cualquier problemática la clave es la tenencia responsable”.