Las reuniones sociales están habilitadas. Pero, al menos hasta el 1° de octubre, tienen un límite de 20 personas. Mientras tanto,, se siguen dando fiestas clandestinas. Este fin de semana, se dieron a conocer al menos dos que fueron desbaratadas.

Todo comenzó el viernes por la noche, en calle 12 de octubre, en el barrio Juan de Garay. Las autoridades recibieron la denuncia de ruidos molestos por una alta aglomeración de personas. Hacia allí fueron y se encontraron que había más de 100 personas.

La segunda ocurrió en el barrio Villa Aero Club, por similares motivos.

En ambos casos, se procedió a dar por finalizado el evento y a desconcentrar a los presentes. Además, notificó a los dueños de ambos lugares de que se había infringido una normativa vigente.