Pese a que desde el fin de semana ya reabrieron los complejos en Rosario y desde este martes en Santa Fe, las salas de cine en Rafaela aún están cerradas. Y permanecerán así, al menos, algunos días más.

Así lo indicó en declaraciones a FM Galena, Paulo Brunone, el responsable del Complejo Las Tipas. “Esta semana se va a cumplir un año de que cerramos. Nos falta el protocolo municipal para poder reabrir. Tenemos las esperanzas puestas para el miércoles 17”, dijo.

“La Municipalidad lo está evaluando y hasta no tenerlo, no podemos avanzar”, añadió. Dijo que todavía no tuvieron charlas. “Tenemos otras salas en otras ciudades y hay otros complejos en otras partes que ya reabrieron. El protocolo es nacional, así que en líneas generales sabemos qué tenemos que presentar”, dijo.

Para este fin de semana no reabrimos, porque no depende de nosotros. Necesitamos la aprobación y ver si hay alguna variante nacional, adaptarnos y después reabrir. Posiblemente, sí la semana que viene”, completó Brunone.

Las Tipas ya funciona en las ciudades cordobesas de Morteros, Jesús María y San Francisco. “Allí estamos operando desde principio de enero. La provincia allí lo liberó para que se defina a nivel regional”, describió. ¿Cómo fue la vuelta? “Es muy lenta. No tuvimos títulos: eran películas buenas, pero no eran ‘tanques’. Los estamos esperando: ya van a venir, cuando la pandemia en el mundo calme”.

¿Cómo será el protocolo?

Se podrá seguir sacando la entrada sin reserva. Pero sí se aplicará el distanciamiento social. “Mejoramos mucho la aplicación. La entrada te llega a la app y ya no necesitás la entrada física. Nosotros escaneamos el código QR y pasás directamente a la sala, sin necesidad de hacer colas. Lo mismo pasa con el ‘candy’, que se puede comprar todo por allí”, comentó Brunone.

Las burbujas sociales se hacen al momento de la compra de las entradas: “a partir de ahora, las butacas en Rafaela estarán numeradas. Si uno va con su familia o un grupo de amigos, inmediatamente el software anula la venta de las de al lado. Y habrá personal para evitar que la gente se cambie de asiento”, detalló.