Tal como se había adelantado en la mañana de este martes, el bloque de Juntos por el Cambio presentó una propuesta intermedia entre el más restrictivo del oficialismo y el más laxo del PDP. Esta tercera línea mantiene, en términos generales, los actuales 200 metros y los 800 con controles. Pero le da plazo a los productores para ampliarlo a 450 metros, a partir de 2025, si es que se tiene el aval del Instituto para el Desarrollo Sustentable y el Consejo Consultivo Ambiental.

De aprobarse, desde 2021 hasta 2025, no se podría aplicar ningún tipo de producto desde la última urbanización (sea legal o no) hasta 50 metros. Desde ese límite hasta los 200, sólo productos orgánicos, es decir, que no tengan base de petróleo. A partir de ese punto y hasta los 1.000, se prohíben los productos de banda roja y solamente podrían aplicarse los productos de banda verde y azul, siempre con control obligatorio. Y a partir de allí, los mismos productos (verde y azul, no rojos), pero los controles sería aleatorios.

Si se consigue el OK del Instituto del Desarrollo Sustentable y del Consejo Consultivo Social, el límite de 150 metros inicial se corre a 450 metros, en donde solo se aplicarían productos orgánicos. Desde ese punto, verdes y azules, con el control férreo del total de las aplicaciones.

Entre los puntos principales, se destacan los siguientes por los autores:

Se sacan los productos rojos y amarillos,

  • Se disminuyen los azules,
  • Se deben plantar 14.000 árboles
  • Se crea un cordón agroecológico para ir desarrollando las nuevas formas de producción,
  • Se incentiva el uso de los biológicos,
  • Se triplica el área de control obligatorio,
  • Se digitaliza los procesos,
  • Se endurece fuertemente el esquema sancionatorio