Desde el Centro Socialista de Rafaela recordamos y rendimos homenaje a nuestro querido compañero, maestro y referente Hermes Binner, al cumplirse este 26 de junio un año de su fallecimiento.

Hermes Binner marcó un profundo camino, no sólo para la militancia de nuestro partido - próximo a cumplir 125 años-, sino para la vida institucional y política de Santa Fe.

Como dijimos en otras oportunidades, honró cada uno de los cargos políticos y espacios a los que accedió mediante la voluntad popular, transformando profundamente a la ciudad de Rosario y luego a la provincia de Santa Fe, siendo el primer gobernador socialista de la historia Argentina.

Las políticas públicas y la conquista de derechos en materia de salud, educación, desarrollo humano, cultura, innovación, planificación estratégica, se vieron fortalecidas por lo que fue un signo de toda su gestión: la cercanía, el acompañamiento constante a los gobiernos locales, a las instituciones y a la ciudadanía.

Llevó adelante una transformación social y política como nunca antes en la provincia de Santa Fe. Dándole a su gestión la impronta de lo que él llamaba las éticas del diálogo, la transparencia y la participación.

Pensó en los derechos de las y los trabajadores dignificando su labor, en las infancias y juventudes, en las mujeres y en quienes tenían postergadas sus oportunidades. Creyó en el espacio público como ámbito de encuentro y de posibilidades. Y nos convocó a imaginar y soñar la provincia que queríamos a través de asambleas ciudadanas, donde a través de una experiencia inédita de participación se diseñaron los principales proyectos estratégicos para nuestra provincia.

Hermes Binner, en un acto de lanzamiento en 2013, en Rafaelahttps://www.facebook.com/HermesJuanBinner/ | Vía Rafaela

Rafaela, la ciudad que lo vio nacer y crecer, fue testigo de sus innumerables visitas y de su devoción por traer obras públicas y programas de gobierno. Uno de sus grandes sueños era ver terminado el hospital regional. No siempre recibió por parte de sus dirigentes opositores locales el trato, el respeto y la consideración que supo ganarse en todas partes. La historia sabrá poner a cada uno en su lugar.

Creemos que hoy vería con preocupación el deterioro de la institucionalidad, el retroceso en políticas públicas llevadas adelante por los gobiernos del Frente Progresista, pero. sobre todo, a un modo de gobernar tan alejado de los que fueron sus principios y sus valores.

Su generosidad, su permanente esfuerzo puesto en la unidad del socialismo, su afán de constructor y Estadista con mirada visionaria y amplia, permitieron poner en la escena nacional al proyecto político del socialismo y del progresismo, planteando la necesidad de proyectar para Argentina todo lo hecho en Santa Fe.

Nos preguntamos cuan distinta sería la realidad argentina, hoy atravesada por la desigualdad, la pobreza, la falta de oportunidades, si hubiese tenido la posibilidad de gobernarla.

A un año de su partida, a la que le siguieron la pérdida de compañeros y compañeras entrañables como Elida Rasino y Miguel Lifschitz, nuevamente el homenaje será frente a la que fuera su casa en Rosario, con rosas rojas y muestras de agradecimiento. Un homenaje humilde pero cargado de significación.

Su legado, su experiencia de vida, su constante vocación de servicio dejan en nosotras y nosotros una enorme fortaleza y el deber de trabajar por una sociedad más justa. Gracias Hermes Binner, por demostrarnos que la política no es mala palabra, que no toda la dirigencia es lo mismo y que es posible gobernar con honestidad y manos limpias.