La decisión se había adoptado en el departamento Castellanos porque estaba como "transmisión comunitaria". Los trabajadores esenciales siguen sin actividades sociales.


No sin polémica, el departamento Castellanos decidió retrotraer la decisión de aplicar una cuarentena estricta a quienes regresen de Rosario y gran Rosario, áreas en donde el Ministerio de Salud de la Nación ha determinado que hay circulación comunitaria.

En la tarde del sábado, la Municipalidad de Rafaela, a través de un correo electrónico oficial, emitió un escueto comunicado titulado “Información de último momento”, el cual decía textualmente, lo siguiente: “El gobierno de la provincia de Santa Fe informó que Rosario no presentó casos positivos de COVID-19 el día sábado. Es por esto que pasó a la fase de circulación por conglomerado, de modo tal que quienes vengan de dicha localidad a Rafaela, no deberán realizar la cuarentena por 14 días”.

Fue en virtud de ello que Via Rafaela decidió informar esta situación. Es más: corroboró la información con una fuente provincial, quien le indicó que esto era así y que se mantenía la decisión de que aquellas que sí desarrollan actividades esenciales, al momento de su regreso al Departamento Castellanos, no podrán participar en las actividades exceptuadas del ASPO; es decir, reuniones familiares, actividades religiosas y deportivas, entre otras.

Claramente, el informe oficial del Ministerio de Salud contrastó el “último momento” oficial: hubo doce contagios nuevos en Rosario, que mantiene su estatus de “comunitaria” para el Ministerio de Salud de la Nación. Igualmente, pese al dato erróneo, decidieron sostener la decisión de levantar la cuarentena. Pese a que no había ningún marco sanitario cambió desde el momento del anuncio.

La pregunta se sostiene: ¿qué pasó para que se enviara información incorrecta desde medios oficiales? ¿Alguien se habrá disgustado por la decisión adaptada por el departamento Castellanos?




Comentarios