El mandatario advirtió que si no se retoman los cuidados, se restringirían las actividades económicas, como en AMBA.


El gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, dijo que “no da para descuidarnos” y confirmó lo que había adelantado el ministro Coordinador, Rubén Michlig, en la mañana de este martes: se restringirá la actividad económica si no funciona el límite a las reuniones afectivas.

“Sería alarmante decirles a todos que estamos en riesgo, pero no nos da para descuidarnos y recuperar tranquilidad. No en cuanto a actividades, sino, en cuento a las conductas“, dijo el mandatario, quien participó de una firma de convenios con localidades del departamento Castellanos vinculados a Niñez, Familia y Adolescencia. En una conferencia de prensa posterior, admitió haber mantenido un diálogo con su par neuquino, Omar Gutierrez, quien le contó que su provincia pasó de tener menos casos que Santa Fe a estar por encima en la estadística. “Ninguna de las provincia está exenta de tener un pico“, dijo Perotti y reclamó la colaboración de los medios para “mantener alerta a la población”.

Es la etapa donde necesitamos el mayor compromiso de cada santafesino y santafesina. Allí se define cómo seguimos, si podemos mantener el nivel de actividades que hoy estamos desplegando o tenemos que resignando, como se va a ver desde este miércoles en Buenos Aires”, remarcó.

Depende de cada uno. Lo logrado tuvo en el esfuerzo y en la colaboración de la población uno de los elementos  de mayor importancia. El de conservarlo, también“, destacó. “Cada comerciante y dueños de las fábricas y restaurantes no tienen que cuidar a cada uno de sus empleados, sino también a sus clientes y su negocio. Para eso existe un protocolo. Si se convierte en una práctica habitual, no deberíamos volver atrás en ninguna de estas actividades. Sino, vamos a volver atrás. Lo que va a ocurrir en el lugar de mayor concentración del país, nos tiene que servir de valoración. De lo que hemos logrado y los esfuerzos a hacer para no perderlo”, completó. 




Comentarios