Los rafaelinos no realizamos bien nuestra parte. Hubo una balacera. Una mujer puso al perro como excusa para pasear y se la llevó la policía. Mirá el video.


Los rafaelinos no hicimos bien la tarea en las primeras horas del aislamiento social obligatorio dispuesto por el presidente Alberto Fernández. A tal punto fue así, que esto fue rápidamente advertido por las autoridades, quienes apretaron con más fuerza, para que quede en claro que debía restringirse el movimiento.

En este sentido, el intendente Luis Castellano anunció en conferencia de prensa que no circularían más taxis ni remises y que la actividad comercial nocturna se limitaría estrictamente a farmacias y expendio de combustible, para evitar la concentración de población en maxikioskos o en los shops de las estaciones de servicio. 

A lo largo del día, se fueron conociendo algunas detenciones. Como saldo final, fueron siete las personas que no pudieron responder el por qué de su exposición social. Quizás la más curiosa sea la de la señora que, ya en los primeros minutos de la noche, decidió dar una vuelta con el perro por la Plaza 25 de Mayo. 

256 recluidos y 25 denuncias

Hasta este viernes, el número de personas que residen en Rafaela y que debían realizar una reclusión obligatoria hasta cumplir los 14 días días desde su regreso eran 256. Pero es un número muy variable, dado que se van terminando los períodos de confinamiento, como así también, se sigue sumando gente. De hecho, este viernes llegó un contingente de Brasil con 20 personas a la Terminal de Omnibus. En realidad, fueron derivadas a cada una de sus viviendas.

Asimismo, el Jefe de la Unidad Regional V de Policía, Hernán Ferrero, confirmó este viernes que recibieron 25 denuncias positivas por violaciones a los aislamientos obligatorios. ​

Para realizar denuncias en este sentido, se puede llamar al 0800 555 6768 o al 425400.​

Financiera cerrada

FinanYa! fue obligada a cerrar sus puertas en la tarde del viernes, luego de que en la mañana fueran advertidos de que esa actividad no estaba comprendida dentro de las excepciones del aislamiento social.

Con el correr de las horas y luego de la seria advertencia de una posible clausura, habilitada por la declaración de emergencia realizada por el Concejo Municipal, finalmente, cerró sus puertas voluntariamente. 

Industrias cerradas, salvo las alimenticias

Algunas fábricas de magnitud cerraron su producción, como Mahle y Basso. Las dos valvuleras volverán a abrir las puertas una vez finalizada la cuarentena. Otra, como el frigorífico Lario, sigue abierto. También todas las empresas lácteas de Rafaela y zona. Es desolador el panorama tanto del Parque Industrial como del PAER. 




Comentarios