El Secretario General de Sindicato de Empleados y Obreros Municipales (SEOM), Darío Cocco, repudió "cualquier intento de deslegitimar la política salarial", luego de algunas declaraciones vertidas el pasado jueves por el concejal Lisandro Mársico (PDP-FPCyS) en contra de la cláusula gatillo. Fue "lícitamente acordada en mesa paritaria, en cumplimiento a lo establecido en la Ley Provincial 9996", sentenció el dirigente.

"Desde SEOM hemos alertado sobre las consecuencias que las medidas dispuestas por el gobierno nacional tendrían sobre los recursos de las provincias y municipios. En este sentido, hemos exhortado a los poderes ejecutivos y legislativos provinciales y municipales a tomar las prevenciones del caso anticipándose a los recortes, a sabiendas que representarían una crisis financiera absoluta para los estados regionales, sin obtener resultados", afirmaron a través de un fuerte comunicado.

"Comprendemos que municipios y comunas atraviesan una situación económica muy grave, pero esto es consecuencia de políticas nacionales irresponsables, y no de los trabajadores y trabajadoras", afirmaron y agregaron: "recientemente en declaraciones públicas, el ejecutivo local ha ratificado el acuerdo paritario y se ha comprometido al cumplimiento de las obligaciones salariales".

El sindicato concluyó diciendo: "la cláusula gatillo, acordada en el ámbito legal de paritarias a base de esfuerzo y compromiso, es la única herramienta que disponemos los trabajadores y trabajadoras para igualar los índices de inflación en una coyuntura extrema en la que nuestro salario pierde valor cada día, en la que cada vez es más difícil llevar la comida a la mesa de nuestras familias. No vamos a permitir que esta crisis la paguen los que más la sufren, y es por esto que defendemos la cláusula gatillo ante cualquier intento de deslegitimación".