El Concejo Deliberante, por mayoría, aprobó el proyecto de resolución por el que se pude al gobernador Axel Kicillof, Defensor del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires, Guido Lorenzino; y a la Autoridad del Agua Bonaerense auditar a ABSA, para que se suspenda la tarifa vigente de agua potable a los usuarios afectados por interrupciones del servicio.

La concejal Natalia García Luna sobre el tema expresó: “La deficiencia del servicio no se notó en la facturación. En la provincia de Buenos Aires se debe garantizar la continuidad, regularidad, cantidad, calidad y universalidad, asegurando una prestación eficaz a los usuarios. Esta situación no se da”.

Natalia García Luna, concejal Juntos por el Cambio

“Este cuerpo legislativo y el gobierno municipal sostienen que el suministro de agua es vital y esencial para todos los rosaleños, es por ello que destacamos la labor que está llevando adelante el municipio para acercar cisternas a aquellas zonas afectadas”, agregó.

En la misma resolución se pide al ministro de Infraestructura y Servicios Públicos de la Provincia de Buenos Aires, Ing. Agustín Pablo Simone para que se suspenda la tarifa vigente a los usuarios afectados.

“Solicitamos muchas veces a ABSA informes y gestiones que resuelvan los problemas en el distrito ya que año tras año se registran mayores casos de faltantes de agua en diferentes sectores de la ciudad”, sentenció García Luna.