El jueves pasado en el Estadio de Deportes de la Base Naval Puerto Belgrano (BNPB) se llevó a cabo la ceremonia de entrega de espadas a 217 suboficiales recientemente ascendidos. Además, 90 Marineros Tropa Voluntaria juraron fidelidad a la Bandera.

La ceremonia fue presidida por el Comandante Adiestramiento y Alistamiento de la Armada (COAA), Contraalmirante Juan Carlos Daniel Abbondanza, acompañado por el Jefe de la Base Naval Puerto Belgrano, Capitán de Navío Martín Laborda Molteni.

Estuvieron presentes el Comandante de la Flota de Mar, Contraalmirante Jorge Juan Siekan; el Comandante de la Infantería de Marina, Contraalmirante Guillermo Pablo Ríos y el Jefe de Mantenimiento y Arsenales de la Armada, Contraalmirante Rubén Carlos Stroppiana. También asistieron altos mandos de la Institución Naval, personal militar y civil; y familiares.

el Jefe de la BNPB, realizó una alocución alusiva. “Esfuerzo, generosidad, amor por la educación, modestia, honestidad y defensa de la libertad fueron los valores a imitar de Belgrano. La exaltación de estas virtudes militares, republicanas y humanas del creador de la bandera dan marco ideal para proceder al acto de juramento de fidelidad por parte de jóvenes marinos y la entrega de espadas a los suboficiales recientemente ascendidos”, inició.

Dirigiéndose a los marineros que juraron fidelidad, les destacó: “Los invito a elevar la mirada y con el pecho pleno de emoción contemplar nuestra bandera iluminada por este esplendido sol. Esta bandera es el símbolo de un ideal, sostenido por un ideal sostenido por las convicciones de hombres y mujeres que, durante 200 años, se atrevieron a soñar y actuar en consecuencia para construir una Patria grande”.

“Jurar la lealtad a la bandera es un compromiso,-agregó-, con la patria que se mantiene por generaciones a lo largo del tiempo. Son testigos de este momento todos aquellos hombres y mujeres que dieron su vida por la patria; testigos son vuestras familias y todos nosotros, quienes vemos con orgullo como tomaran el compromiso más sagrado que pueda hacer un militar”.

Entrega de espadas y jura a la Bandera

Para concluir sus palabras, también los Suboficiales que recibieron su espada fueron destinatarios de palabras por parte del Jefe de Base. “El camino recorrido no ha sido fácil, pero en él han acumulado suficientes vivencias y experiencias para afrontar este nuevo desafío (…).Ejercer el mando implica una extraordinaria carga de responsabilidad, que si bien puede iluminarlos en el éxito, también puede llenarlos de culpas y frustraciones. La espada que se les entregara es el símbolo del mando y empuñarla es cargar con la responsabilidad en la conducción”.

el Comandante de Instrucción y Evaluación de la Infantería de Marina, Capitán de Navío de Infantería de Marina Enrique Oscar Castro, brindó palabras alusivas a la jura de bandera.

Entrega de espadas y jura a la Bandera

“Hoy darán testimonio de fidelidad a nuestra patria a través de un acto solemne y trascendental en la vida de todo militar (…). Evoquen el recuerdo de Don Manuel Belgrano e inspirándose en su ejemplo, cumplan de la mejor manera su tarea diaria; pongan su máximo esfuerzo y voluntad para salvar los inconvenientes que se les pongan en el camino. Actúen con firmeza y prudencia, recuerden que no hay mayor honor que servir a la patria con honestidad y lealtad”.

Seguido, el Contraalmirante Abbondanza tomó juramento de fidelidad a los Marineros Tropa Voluntaria. Con un grito de “Sí, juro”, los Marineros juraron lealtad a la bandera nacional.

Por último, y tras reincorporarse la bandera de guerra, los marineros adoptaron el dispositivo desfile. La entonación de la Marcha de la Armada dió por finalizada la ceremonia.

Fuente: Gaceta Marinera