En la última sesión del Concejo Deliberante se aprobaron dos iniciativas de Juntos por el Cambio dirigidas a ABSA pidiendo la inmediata reparación de pérdidas de agua que se registraron en Punta Alta y Villa Arias.

En uno de los proyectos se enumeran las zonas afectadas correspondientes a las calles Tomás Espora al 1900; Paso y Río Dulce; Bernardo de Irigoyen al 100; San Martín y Estrada; La Plata al 100 y al 200; Rosario al 100; Pellegrini 181; Pedro Pico al 300; Remedios de Escalada y Boulevard Avellaneda; 9 de Julio y Murature; Brown e Irigoyen; y Paso e Irigoyen.

Sobre el mismo tema la Dirección de Protección Ciudadana y Medio Ambiente, a cargo de Carlos Montero, presentó una nota a ABSA informando sobre 17 puntos críticos de pérdidas con sus correspondientes números de reclamos vecinales.

Sobre este tema la concejal Carla Gómez indicó: “En algunos casos, las situaciones datan de varios meses y aún no se obtuvo una solución por parte de ABSA. Pérdidas de dicha magnitud repercuten en la presión de agua de los domicilios de varios sectores de la ciudad”.

Otro sector con inconvenientes es el barrio Centenario. Producto de las pérdidas de agua, se producen rajaduras en las casas y el socavamiento de varias veredas. Por este problema grave en ese sector, fue el secretario de Obras Ignacio Torrontegui quien inició las gestiones correspondientes.

Sobre las pérdidas de agua en Villa Arias se presentó otro proyecto. Localizadas en las calles Gutiérrez y Ecuador y en Perú al 900 respectivamente fueron observadas por el intendente Mariano Uset y la concejal Diana Durán.

“En un principio, cuando vi el paisaje parecían lagunas temporarias por su dimensión. En realidad, eran anegamientos artificiales como consecuencia de la rotura del caño. El tema de las pérdidas de agua en la periferia de Villa Arias lo venimos siguiendo desde 2019 Esperamos una solución duradera para las familias. No se trata de un riesgo de la naturaleza sino del impacto de una obra humana que como tal es preciso resolver”, afirmó Durán.