Gabriel Tomás Romero llegó a Punta Alta a principios de 2018, y en los primeros días de febrero de ese año se transformó en refuerzo para el rojinegro. Luego de algunos días a prueba Emiliano Ortiz, por ese entonces técnico del equipo le dio el visto bueno para que arribara como refuerzo.

Su ficha decía de un pasado en las formativas de River Plate, por lo que las expectativas sobre él siempre fueron altas. Si bien nunca fue titular indiscutido el talentoso volante fue pieza importante, generalmente de recambio, en los equipos de Sporting campeones en 2018 (con Ortiz como DT) y 2019 (con “Fito” Cuello al mando de la dirección técnica).

En 2020 iba a formar parte una vez más del plantel del equipo puntaltense, pero la pandemia por COVID 19 suspendió toda competencia y el 2021 ya no tendrá a “Gaby” con la camiseta Sangre y Luto, así lo hizo saber el propio jugador en su cuenta de Facebook.

“Y bueno hoy me toca a mi... Me toca despedirme de un gran club que me brindo siempre lo mejor”, comenzó escribiendo el ya ex jugador rojinegro.

En su publicación agradeció a “a mis compañeros por estos dos años imborrables y con mucho crecimiento personal con ellos y conmigo mismo, agradecerles a la dirigencia por abrirme las puertas de la institución para yo poder crecer como persona , cómo futbolista y con esta profesión tan linda .. a los DT que me marcaron mucho para un futuro y aprender de ellos me ayudó bastante en mi corta carrera”.

“Agradecido con todos! No quiero nombrar a nadie por miedo a olvidarme de alguien, solo agradecer por hacerme pasar estos dos años que para mí en lo personal fueron uno de los mejores en mi carrera .. gracias a todos, Gracias Sporting y ojalá sea un hasta luego”, concluyó Romero.

Los saludos en las redes sociales se hicieron notar, fundamentalmente de parte de varios de sus compañeros de equipo estas dos temporadas, como Ulises Fochesatto, Ignacio Torres, Miguel Sanhueza, Alejandro Otero y Lucas Rivarola.