El jueves próximo se le realizará a la madre de Gabriel García Gurrea, una extracción de sangre para comparar ADN con los rastros que se levantaron a través del luminol y que está peritando la Policía Científica local, por la desaparición del hombre hace más de 3 meses.

Los expertos buscan determinar si las muestras recogidas de los vehículos se tratan de animales o ser humano. Las muestras para cotejo se enviarán el próximo lunes a la Policía Científica de Mar del Plata para su estudio.

El luminol había arrojado resultado positivo más marcado en el baúl del Citroen C4 perteneciente a Tamara Pampín, hija de Pamela Antúnez, pareja de Gabriel y la última persona que lo vio con vida.

También se revisaron la Ford EcoSport de Antúnez y las camionetas Ford F-150 y Toyota Hilux de Marcelo Campetella, vecino y presunto amante de la mujer.

En cuanto a los domicilios, una muestra con cierta contundencia arrojó la casa de Cristian Pampín, padre de Tamara