El Batallón Antiaéreo (BIAA) realizó una ejercitación de tiro escuela en los terrenos del campo de instrucción de la Base de Infantería de Marina Baterías con los cañones Bofors 40mm L70, en el marco del plan anual de actividades establecido.

El comando de la Unidad tuvo como finalidad adiestrar al personal de la Batería Defensa de Bases y concluir con la etapa práctica del Curso de Cañones, previamente impartida a las dotaciones orgánicas del Batallón en el Centro de Instrucción en Técnicas y Tácticas Navales (CITT).

El adiestramiento contó con el apoyo de distintas Unidades dependientes de la Fuerza de Infantería de Marina de la Flota de Mar, como así también del Hospital Naval Puerto Belgrano.

En la supervisión participó el Comandante de la Fuerza de Infantería de Marina de la Flota de Mar, Capitán de Navío de Infantería de Marina Carlos Eduardo Gómez Nolasco, acompañado por el Comandante de Instrucción y Evaluación de la Infantería de Marina, Capitán de Navío de Infantería de Marina Enrique Oscar Castro.

Asimismo, se recibió la visita de integrantes de la Comisión Directiva del Aeroclub Punta Alta, quienes además de exponer un modelo de aeronave a radio control, explicaron las capacidades con las que disponen para el armado y operación de una aeronave con la capacidad para remolcar blancos aéreos.

La Armada realizó actividades en base Baterías y participó la Comisión Directiva del Aeroclub Punta AltaGaceta Marinera

Una vez concluida la actividad, el Comandante del Batallón Antiaéreo, Capitán de Corbeta de Infantería de Marina Renzo Mauro Freno, expresó: “Estoy muy satisfecho por el profesionalismo puesto de manifiesto por el personal durante el tiro. Todo salió como estaba previsto y el buen resultado nos impulsa a continuar las próximas etapas del adiestramiento con mayor entusiasmo”.

Además, el Capitán de Corbeta Freno destacó que en las semanas previas al tiro, el Batallón también estuvo abocado a una serie de actividades relacionadas con el empleo y mantenimiento del sistema de misiles RBS 70. “De esta manera queda evidenciada la capacidad dual que posee la Unidad para operar con el material de cañones y con los misiles antiaéreos” concluyó.

Las tareas desarrolladas en el terreno se concretaron, según lo estipulado en la orden de tiro impartida por el Comandante del BIAA, manteniendo los protocolos de seguridad establecidos, en prevención a los contagios por Covid 19.

Fuente: Gaceta Marinera