A 6 años de la desaparición de María Andrea Esnaola en Pehuen Co, la investigación está virtualmente paralizada desde que en 2020 se conoció un informe del ministerio de Seguridad de la Nación con el “suicidio impulsivo” de la mujer como hipótesis más factible, pero la causa aún no se archivó. 

Tal como publican los colegas de La Nueva, la pericia hecha por profesionales del Sistema Federal de Búsqueda de Personas Desaparecidas y Extraviadas concluyó que Esnaola habría decidido quitarse la vida a modo de “fuga o escape” por sus “condiciones psicológicas”. 

Para arribar a esta teoría, los peritos tuvieron en cuenta el “trastorno de personalidad, la enfermedad psiquiátrica, porque tenía depresión y estaba medicada; y el aislamiento social, dado que Esnaola residía en una casa en Pehuen Co, donde solo tenía contacto con su marido”, explicó la fiscal Leila Scavarda.  “Las otras hipótesis carecen de elementos de peso”, agregó.

El jueves se cumplió el sexto aniversario de la desaparición de la mujer y hoy, a las 11.30, hay una marcha en el balneario para reclamar por el esclarecimiento del caso.   La convocatoria está a cargo de las agrupaciones Bruja Brújula y Desbandadas, con el acompañamiento de Somos las que estamos, de General Pinto.