A partir de una denuncia y posterior investigación personal de la Policía Federal realizó un seguimiento que derivó en un allanamiento a la comisaría de nuestra ciudad que concluyó con la detención del oficial Pablo Martín Lacaze y el Sargento Maximiliano Doreste, ambos pertenecientes al Grupo Táctico Operativo (GTO).

En la causa tomó intervención la UFIJ N° 18, a cargo del fiscal Mauricio del Cero, quien en declaraciones periodísticas a "Panorama" por LU2 afirmó: "Parece haber un circuito".

Fiscal Mauricio Del Cero

La deducción del fiscal se basa en que ambos efectivos son muy jóvenes y que normalmente no toman decisiones individuales y que parece ser una situación habitual por cómo se manejaron".

La denuncia la realizó otro efectivo de la Policía Bonaerense, que como segundo trabajo hacía tareas de cadetería. Al respecto el fiscal Del Cero dijo a Radio Rosales: "Sus colegas de Punta Alta le dijeron que esta actividad no se podía hacer y que para estar tranquilo debería pagar mil pesos por semana".

Al ser consultado por situaciones similares en otras comisarias de la región el fiscal señaló: "Parece ser una constante el pedido indebido de dinero y que esto ha ido en aumento. Queremos que esto cese y que la gente denuncie".

Tras la declaración que brindarán mañana se definirá la situación de Lacaze y Doreste. "La fiscalía les va a imputar el delito de Extorsión Consumada", afirmó Del Cero.

La fiscalía les imputará el delito de Extorsión Consumada

"En el bolsillo de Lacaze había cuatro montoncitos de mil pesos. Daba la impresión que no había sido el único caso el de este policía. Por eso fue bastante significativo encontrar cinco montoncitos de mil pesos", agregó.

"La víctima grabó a quien lo extorsionaba. Hay dos aprehendidos porque los billetes que estaban fotografiados e inventariados aparecen en el bolsillo de otro efectivo".

"Las armas de los aprehendidos quedan en custodia de la policía. No así sus teléfonos y el dinero, que fueron secuestrados", finalizó Del Cero.