La Corte Suprema de Justicia de la Nación le puso fin a las últimas aspiraciones de un hombre condenado a 32 años de prisión por violar a sus dos hijas y una sobrina y confirmó la pena. Los hechos sucedieron en Punta Alta.

El fallo contra N.F.R. -no se lo identifica para preservar la identidad de las víctimas- se registró hace algunos días publicó LaNueva.

Los jueces Elena Highton de Nolasco, Juan Carlos Maqueda, Ricardo Luis Lorenzetti, Horacio Rosatti y Carlos Fernando Rosenkrantz, del máximo tribunal, desestimaron la queja que había planteado su defensa al rechazo del recurso extraordinario declarado inadmisible por la Cámara de Casación Penal.

El acusado recibió la sanción el 8 de septiembre de 2016, mediante un juicio por jurados que lo encontró culpable en al menos 7 cargos de abuso sexual.

Una de sus hijas tenía entre 6 y 14 años al momento de los hechos y la otra 8, mientras que su sobrina, también menor, sufrió tentativa de abuso y corrupción, porque "intentó exhibirle pornografía".

"Las arruinó para siempre", dijo Virginia, una tía de las hermanas, una vez que se conoció el veredicto luego confirmado por la exjueza María Eloísa Errea de Watkins, del Tribunal en lo Criminal N° 2.

"Ni con toda la vida va a pagar lo que hizo", agregó.