Así lo manifestó Alejandro Colodrero, vecino rosaleño, en el Concejo Deliberante. "La preocupación de la falta de agua es sobre todo en el Barrio Nueva Bahía Blanca y ATE III", agregó.


El puntaltense Alejandro Colodrero se reunió con la Comisión de Obras del Honorable Concejo Deliberante, según manifestó, “por la falta de agua, el pésimo servicio y la facturación excesiva de ABSA, sobre todo en el Barrio Nueva Bahía Blanca y ATE III”.

Durante su exposición Colodrero, les dejó a los ediles, la documentación y una nota a cada bloque sobre la problemática.

La nota decía lo siguiente: 

El agua es la esencia de la vida. El agua potable y el saneamiento son indispensables para la vida, la salud y fundamentales para la DIGNIDAD de toda persona.

Entonces, hoy ante ustedes, me siento indigno, me siento mendigando el agua que pagué, que pago y que pagaré. 

“Las causas básicas de la actual crisis del agua que venimos sufriendo muchas de las personas, que ustedes representan, no radica en la pobreza, si se quiere económica de los habitantes del Partido; radica en la pobreza de voz que tenemos al momento de realizar reclamos legítimos, radica en LAS DESIGUALDADES Y LA DISPARIDAD EN LAS RELACIONES DE PODER, y se ven agravadas por factores, como la urbanización cada vez más rápida y la falta de inversiones, entre otras”.

“SEÑORAS Y SEÑORES CONCEJALES, REPITO, HOY, ME SIENTO INDIGNO Y DESIGUAL RECLAMANDO ANTE USTEDES Y EL PODER”.

Colocación de cisternas por parte de ABSA durante el verano pasado

Luego, continuó nombrando los derechos constitucionales y los artículos que hablan sobre el tema. 

Agregó, ” la empresa, a través del Correo Argentino, en una nota abierta (NO EN UN SOBRE), sujetada en la puerta de rejas del frente de mi domicilio, solo con un membrete de ABSA, sin rubrica de ninguna autoridad o responsable de la empresa, donde figuran datos personales de mi persona, donde cualquiera hubiese tenido acceso a los mismos como también a la unidad de facturación que figura junto a mis datos personales, intenta informarme, NO DE UN SUPUESTO EXCESO DE CONSUMO, sino que a ese aumento de consumo lo da por hecho y me obliga, como usuario, a realizar un sinfín de diligencias a fin de reclamar y demostrar que esa, si se quiere acusación de consumidor responsable, no es así; mientras que la empresa en ningún momento verificó la veracidad de ese aumento de consumo, previo a notificarme del mismo”.

“Finalizando y en relación a lo expresado, como defensa y reclamo a la vez, el período en el que ABSA S.A. dice que mi consumo de agua se incrementó sustancialmente, es el período donde más defectuoso es el servicio, es más, la palabra no sería defectuoso sino inexistente”.

Bien sabido es por ustedes que, en sectores altos de la ciudad, en el periodo comprendido entre los meses de octubre y marzo, el servicio de este recurso esencial es crítico con el agravante que año tras año, se acrecienta la problemática y poco a poco se va expandiendo a la totalidad de los barrios de la ciudad”.

“Por último, señoras y señores concejales, agradeciéndoles la invitación para participar de esta reunión, los insto a protegerme, a proteger a todos los ciudadanos que, año tras año, vivimos y sufrimos el suplicio del servicio de agua potable que la empresa ABSA S.A. impone en el Partido”, finalizó.




Comentarios