Triple crimen de Chascomús: la hipótesis que maneja el fiscal sobre el posible móvil

Mientras un joven de 20 años sigue detenido acusado de ser el asesino de su padre, madrastra y medio hermano, se especula que detrás del caso habría un “tema económico”.

El matrimonio y su hijo de 12 años fueron asesinados en Chascomús. (Gentileza)
El matrimonio y su hijo de 12 años fueron asesinados en Chascomús. (Gentileza)

El fiscal que investiga el triple crimen de Chascomús, por el cual se encuentra detenido un joven de 20 años acusado de asesinar a su padre, a la pareja de este y a su medio hermano, aseguró esta tarde que el móvil “podría ser un tema económico”.

El fiscal Jonatan Robert, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 10 descentralizada de Chascomús, quien dialogó con el programa “Prisión preventiva” de radio Del Plata, señaló que, desde un principio, el único detenido en la causa, Francisco Reddy, “intentó correr el centro de sospecha de su persona y dirigirse a distintos actores”.

Francisco Waldemar Reddy, sospechoso del triple crimen.
Francisco Waldemar Reddy, sospechoso del triple crimen. Foto: Twitter

Consultado acerca del móvil del triple crimen que tuvo como víctimas a Diego Reddy (44), la pareja de este, María Eugenia Suárez (46); y su hijo Ignacio (12), Robert explicó: “Hoy por hoy el por qué no lo tenemos, quizás el por qué podría llegar a centrarse en un tema económico”.

Cuál podría ser el móvil del triple crimen

“En las últimas horas pudimos recoger testimonios que daban cuenta de que Francisco Reddy, el día anterior al que se produzcan los homicidios, habría llevado adelante la venta de veinte vacas, vacas que eran propiedad de su padre, en principio, y venta ésta que en principio se habría realizado en negro”, afirmó el funcionario judicial.

La familia asesinada en Chascomús.
La familia asesinada en Chascomús.

Y en ese sentido, añadió que “la camioneta utilizada el día del hecho la adquirió ese mismo día, horas antes del hecho y esa camioneta fue intercambiada por el auto particular que usaba Francisco Reddy, sumado a una promesa de entregar cinco vacas más, a quien fuese vendedor de esa camioneta”.

Además, el fiscal relató que, de acuerdo a la investigación, “la negociación por la compra de ésta camioneta comienza entre los días 8 y 10 de diciembre”. “La primera oferta que realiza Francisco Reddy es cambiar la camioneta, como comúnmente se dice, mano a mano por quince vacas. Pero todas esas vacas no eran propiedad de Francisco Reddy, todas esas vacas pertenecían a su progenitor y al contexto familiar”.

“No se cuentan las vacas todos los días, pero sí se cuentan cada 10 o 15 días. Yo ahora estoy yendo para atrás en el tiempo para determinar la cantidad de stock ganadero que tenía Diego Reddy dentro del campo donde se encontraban estos vacunos que le vendió el hijo, porque podría haber ocurrido este homicidio como una consecuencia quizás para que no se descubra”, expresó el fiscal acerca de una posible hipótesis.

Es que, según lo que pudo recabar al momento, el padre de Francisco “no estaría en principio en conocimiento de esta venta de hacienda que estaba realizando el hijo sin su permiso, y obviamente en negro”

“No me extrañaría a mí que con el correr de los días, continuando la investigación, este móvil económico pueda tomar más fuerza”, concluyó Robert.

En qué situación se encuentra Francisco Reddy

Francisco se negó a declarar ante el fiscal, quien le imputó los delitos de “homicidio agravado por alevosía” respecto de la mujer, “homicidio agravado por el vínculo” en el caso de su padre y “homicidio simple” por el crimen de su medio hermano.

En tanto, los pesquisas aguardan para los próximos días los resultados de los peritajes balísticos a la carabina secuestrada en la camioneta Chevrolet S10 blanca del policía detenido para determinar si fue el arma utilizada en el hecho.

En un inicio de la investigación, cuando solo se habían hallado los cuerpos de Suárez e Ignacio, el Reddy padre fue apuntado como principal sospechoso hasta que finalmente se encontró también su cadáver.

El triple crimen fue cometido el 29 de diciembre pasado en la estancia “Los Pinos”, situada sobre el kilómetro 129 de la Autovía 2, en Chascomús, adonde efectivos policiales acudieron luego de que un administrador del campo alertara al 911, luego de haber encontrado asesinada a Suárez.

Una vez dentro de la estancia, los policías hallaron el cadáver de Suarez en la cocina, mientras que su hijo se encontraba gravemente herido en un galpón, ambos con heridas por disparos de arma de fuego.

El fiscal indicó que un familiar de los Reddy declaró que “le había prestado una carabina al imputado el día del hecho en horas del mediodía”, ya que la necesitaba “para ir a cazar”, lo que “eventualmente puede dar cuenta de una premeditación”.

Con las pruebas recolectadas, el fiscal Robert solicitó el domingo la detención del policía por los crímenes de Suárez y del menor, lo cual fue avalado por la Justicia de Garantías.

Y al continuar con las diligencias, los pesquisas ampliaron los rastrillajes en la estancia y horas más tarde de ese mismo día hallaron el cadáver de Reddy padre en unos pastizales ubicados a 250 metros de la casa en la que el viernes por la noche se habían hallado los cuerpos de las otras dos víctimas.

Temas Relacionados