Fuerte temporal en Monte Hermoso: martes negro para los turistas por una tormenta de viento y arena

Temporal en Monte Hermoso
Temporal en Monte Hermoso Foto: Captura

Con ráfagas de aproximadamente 70 kilómetros por hora, se registraron numerosos daños en el balneario del sur bonaerense.

A primeras horas de la tarde, se arruinó el martes playero de los turistas de Monte Hermoso, cuando se vieron obligados a abandonar la costa debido a los fuertes vientos que barrieron con carpas, sombrillas y todo a su paso. Cabe destacar que en balnearios cercanos como Claromecó, Reta y Necochea, entre otros, se registraron fuertes lluvias.

Aunque afortunadamente no hubo heridos, el temporal en Monte Hermoso provocó numerosos destrozos en los paradores. Defensa Civil y Bomberos debieron trabajar para prevenir la caída de algunos balcones.

El cambio de clima fue sorpresivo y drástico. No se esperaba que hubiera un cambio meteorológico tan brusco: hasta pasado el mediodía la temperatura se aproximaba a los 28 grados y el viento soplaba por debajo de los 30 kilómetros por hora, desde el sector oeste y noroeste.

Luego del sorpresivo giro al sur y sudoeste, la intensidad del viento superó los 50 kilómetros por hora, con ráfagas alrededor de 70 kilómetros por hora. Peviendo la situación, los guardavidas alcanzaron a despejar el área lo más rápido posible.

“El viento fue terrible, terrible. Se volaba todo”, consignaron turistas a Clarín. “Vimos las señas de los guardavidas que nos pedían que cerráramos las sombrillas y saliéramos de la playa”, agregaron.

Volaron algunas sombrillas y otras tantas se quebraron. Los mayores daños tuvieron lugar en un amplio sector de la línea costera, donde se concentran varios paradores. Allí volaron carpas, reposeras y sillas, además se registraron daños en rampas y balcones.

En el espacio ReCreo, perteneciente al Gobierno de la provincia de Buenos Aires y situado en pleno centro montehermoseño, varios de los juegos y atracciones que ocupaban la arena terminaron amontonados sobre la rambla de madera, que en pocos minutos se cubrió de arena.

Por la situación, se postergaron espectáculos artísticos previstos para la tarde. El pasado fin de semana también una situación parecida obligó a suspender algunos shows.

Numerosos daños materiales

Si bien no hubo lluvias, las personas debieron buscar donde regufiarse del viento. En tanto los encargados de los paradores y los guardavidas se encargaron de levantar los elementos que las ráfagas levantaron de la arena y apuntalar las estructuras más endebles.

Personal del municipio de Monte Hermoso, por su lado, relevó el panorama en toda la rambla costera para constatar que no hubiera heridos. Los bomberos voluntarios se centraron en apuntalar algunas barandas en balcones de departamentos ubicados frente a la costa y que habían sido arrancadas por la fuerza del viento.

En pleno centro, a una cuadra de la costa, el techo de madera de un local de comidas terminó partido en varios pedazos sobre la vereda. En ese momento, ya no quedaba nadie en la playa. El mar había avanzado varios metros sobre la costa debido a la sudestada.

El periodista Néstor Machiavelli brindó su testimonio, ya que se encontraba en la zona de Sauce Grande, a unos 5 kilómetros del centro montehermoseño. “Tengo muchos años frente a este mar y no recuerdo haber vivido un momento tan tenso y por momentos dramático”, señaló.

“Estuve cerca de media hora tirado encima de las sombrillas y reposeras para evitar que se volaran, hasta que un pareja que se acercó de lejos como pudo y entre los tres logramos llevar los objetos hasta un lateral del parador cercano. Allí esperé los refuerzos familiares que al rato llegaron y pudimos regresar a casa”, agregó Macchiavelli.

Temas Relacionados