El jueves pasado, en la chacra 230 de la ciudad de Posadas, una mujer de 65 años fue desalojada de su propiedad mediante un proceder policial que levantó la indignación de la comunidad, ya que la mujer fue reducida por tres oficiales. El procedimiento fue captado en vídeo por ciudadanos que repudiaron el accionar de la Policía de Misiones.

Según consta en la denuncia policial, la orden de desalojo recayó en la Unidad Regional I y los efectivos de la Comisaria 17ma arribaron a la calle 124, entre Soria y Zabala, a efectos de brindar la cobertura de seguridad y proceder al desalojo de la morada.

La señora Celestina Bernal, quien aparentemente se mostró disconforme con la medida y se negó a salir de la vivienda. Tras llamar a un cerrajero, quien se hizo presente en el domicilio y cortó la cadena que sujetaba el portón, se produjo un cruce entre la señora y la oficial de justicia, lo que provocó la intervención de la policía.

En las imágenes se ve a la mujer, que además padece una enfermedad terminal, discutiendo con los policías, en su mano pose una vara. En determinado momento, una oficial decide tomarla de la muñeca y es allí cuando dos agentes más, entre ellos uno de sexo masculino, reducen escandalosamente a esta señora

Según la denuncia policial, la señora se negó a dejar su vivienda y “golpeó” con un palo a las autoridade, por lo que figura en el escrito que la mujer agredió tanto a la oficial de justicia que estaba llevando a cabo el desalojo como al personal policial presente en el lugar.

La mujer fue demorada por unas horas, y se informó de lo sucedido al Juez contravencional, quien dispuso que una vez finalizada la demanda judicial sea entregada a un familiar, previa notificación de la causa.

Violento desalojo de una anciana de 65 años generó escándalo en Posadas.

Tras la viralización del vídeo, el abogado Federico Esquivel se hizo cargo de la defensa de la mujer ad honorem, el cual explicó que “tomé contacto con la familia de Celestina, luego de haber visto el video del procedimiento policial llevado a cabo en el desalojo de la señora. En principio me conmovió muchísimo el accionar de la Policía de Misiones, al margen de que haya un mandato judicial emanado por el juez competente”

Además apuntó que “la señora jamás fue notificada de esa acción que se iba a realizar”. Según palabras del abogado, la señora Celestina Bernal vive hace 24 años en la propiedad, detenta la misma como poseedora con ánimo de dueño.

“Entiendo que hay varios compradores, eso me llamo mucho la atención. Aún no estoy abocado al expediente pero la semana que viene lo haré y se iniciaran las acciones legales pertinentes” explicó.

El abogado comentó además que la mujer no tiene estudios ni capacitaciones para poder entender que una situación puede llegar a desencadenar en un desalojo violento como se vivió en la ciudad de Posadas. “Toda persona, demandado, imputado hasta de un homicidio, tiene derecho a defensa y esa es la parte que más me conmovió a mí como persona más que como profesional”.

Aclaró que se van a tomar las medidas pertinentes, habiendo distintos tipos de acciones a realizar y conductas a llevarse a cabo. “Al haber varios compradores, alguno habrá hecho valer su derecho, pero la señora Celestina tiene un derecho genuino sobre esa propiedad”.

En principio, la primera medida a plantearse sería una acción autónoma de nulidad del proceso judicial, si el Juzgado interviniente estima pertinente. Además, aseguró que correrá una denuncia de apremios ilegales y detención ilegal hacía los efectivos policiales.

“Por su puesto está demostrado a prima facie que hubo un abuso de autoridad bastante importante, hay muchas causales para entender que la señora fue desalojada por una orden judicial pero el proceder policial da mucho que hablar en la ciudad de Posadas y en la provincia”.

Remarcó que “me parece un abuso de autoridad sabiendo que la señora padece una enfermedad terminal, yo creo que se viola todos los principios y garantías constitucionales que tenemos, como el derecho de defensa en juicio”.

Esquivel aseguró que Celestina Bernal se encuentra en un estado de vulnerabilidad total y que la orden del juez indica que el mismo este fuera de su propiedad en la cual tenía sus comodidades y pertenencias. “Hoy está en la calle y esa es la parte que el pueblo en sí detonó para que esto se termine de una vez”.