Esta condena tiene penas que van de 4 a 6 años de prisión, y se harán efectivas con la confirmación en instancia superior de la sentencia. El cuarto involucrado que figuraba en las denuncias, un contador posadeño, fue absuelto por los jueces por el beneficio de la duda.

Ayer lunes culminó el primer juicio en Misiones por este tipo de delito, donde se comprobó que estos empresarios tenían una organización delictiva, que creó al menos cinco empresas falsas, mediante las cuales emitían facturas “truchas” y creaban créditos fiscales apócrifos que las vendían a firmas legalmente constituidas.

En este marco dos reconocidas empresas yerbateras de la Provincia, habían adquiridos créditos fiscales ilícitos a esta organización.

Las empresas falsas creadas por estos empresarios, pertenecían en su mayoría del rubro yerba mate, con “prestanombres” y domicilios fiscales inexistentes que funcionaban en cafés y plazas de Posadas, en la primera década del 2000.

Momento del juicio a los tres empresariosEl territorio

La primera denuncia contra estas firmas fantasmas fueron hechas por dos amas de casa en el 2008, denunciaron que fueron “captadas”, mediante engaños de buen sueldo y promesas de progreso laboral y figuraban como presidenta y vicepresidenta de estas empresas falsas.

Tras escuchar los alegatos de las partes, el Tribunal Criminal Federal de Posadas, integrado por Manuel Alberto Jesús Moreira (presidente) y tres vocales: Lucrecia Rojas de Badaró y Fermín Ceroleni (del TOF de corrientes) y Rubén Quiñones (Formosa), resolvió condenar a:

Luis Ramón Sayas (63 años) a 6 años de cárcel , como jefe organizador.

Oscar Luis Ocampo (55 años) a 5 años, en su rol de organizador.

Y a 4 años de prisión a Ricardo Galarza (64 años), como integrante de dicha asociación ilícita.

Los jueces también decidieron absolver de culpa y cargo al contador posadeño, Leandro Antonio García (56 años) por el beneficio de la duda.

La querella, representada por los abogados de la AFIP, solicitaron penas más duras para los acusados, incluido 5 años para el contador Leandro Antonio García.

Los fiscales, Vivian Andrea Barbosa y Pablo Ricardo Di Loreto, solicitaron las penas establecidas por el Tribunal y la absolución del contador de mención, tras lo cual los asesores jurídicos de las respectivas defensas presentaron sus alegatos.

Figuraban como presidenta y vicepresidenta de empresa fantasma sin saberlo.

En el 2005 dos mujeres, Gloria Concepción Rojas -de nacionalidad paraguaya- y Dora Carísimo, con domicilio en Oberá, fueron captadas como “prestanombres” de empresas fantasmas, figuraban como las socias gerentes de las empresas apócrifas, sin tener conocimiento de ello.

Los acusados les hacían firmar documentos y cesión de cuotas societarias, poderes y hasta chequeras en blanco a las mujeres, como titulares de las empresas fantasmas.

Mediante ello, emitían facturas truchas y las vendían a empresas legales, de las cuales se mencionan; Establecimiento Santa Ana S. A. (yerba CBSé) y Holowaty de Apóstoles.

Recién en el 2008, las amas de casa descubrieron el delito de los empresarios y los denunciaron ante la AFIP.

La justicia ordenó una serie de allanamientos en los domicilios de los involucrados y se secuestró una profusa y voluminosa documentación, que vinculan a los imputados con las empresas apócrifas. Dicha documentación se presentó durante el juicio, que culminó con la condena de tres empresarios y un contador absuelto.