El asesinato en el barrio Prosol 1 de la ciudad de Posadas tiene hasta el momento un único y principal sospechoso, quien ha sido identificado como Alejandro Ramón M. de 37 años, quien se encuentra en libertad condicional después de haber recibido 13 años de prisión por un homicidio. La víctima era una persona discapacitada, quien recibía una pensión ya que se le imposibilitaba ejercer alguna profesión.

El hombre de 43 años había transcurrido varios días sin vida hasta que su cuerpo fue hallado por su madre y su hermano. Las primeras investigaciones del caso habrían indicado que la víctima falleció tras un puntazo de arma blanca en la espalda, pero la autopsia practicada indicó que no fue esta la razón de su muerte.

El informe preliminar arrojó que el motivo de la muerte de Alejandro Pereira en realidad fueron los brutales golpes que recibió en su cabeza y no el puntazo en la espalda. El arma homicida fue hallada en un ropero dentro de la vivienda de la víctima, envuelto en una toalla. Según trascendió, el hierro fue localizado debido a la declaración del implicado al momento de su detención. En cambio, del cuchillo aún no hay rastros.

El implicado podría ser citado y trasladado al Juzgado de Instrucción N°7 a brindar declaración indagatoria en las próximas horas, ante el Magistrado Miguel Mattos.

El sospechoso conocido como “Mangueruli” fue localizado y detenido por la Policía de Misiones el pasado martes en horas de la tarde. El mismo se hallaba en un centro de rehabilitación del microcentro posadeño, donde según informaron habría solicitado alojamiento el pasado domingo por la tarde, vestía ropas que presentaban manchas de sangre y, tenía signos de violencia, lo cual todo indicaría que estuvo involucrado en una pelea.

El hombre asesinado en el barrio Prosol 1 murió por lesiones en su cabezaMisiones Online

El presunto agresor era “changarín” en la zona del barrio A4 y, reconocido por la zona de la Placita Mercado Modelo de Posadas. Aparentemente, vivía en situación de calle.

Un dato no menor es que “Mangueruli llevaba un año y ocho meses en libertad condicional, luego de haber recibido una condena a 13 años de prisión por un homicidio ocurrido en el reconocido barrio A4 de Posadas. En esa oportunidad, la víctima había sido un jardinero de la zona, identificado como Rubén Díaz de 54 años.