Los investigadores de la División Robos y Hurtos de la Policía de Misiones detuvo ayer pasado el mediodía, al último sospechoso del robo de casi un millón de pesos a la empresa Bolsaplast ubicado sobre la Av. Uruguay de la ciudad de Posadas. El detenido es un joven de 26 años.

La detención ocurrió en la avenida Santa Catalina casi Quaranta en Posadas, luego de que los efectivos de la Dirección Cibercrimen lograron armar un seguimiento con los datos obtenidos de las imágenes de las cámaras de seguridad del local.

De esta manera se logró la geolocalización y con un trabajo cauteloso de varias horas, la Policía de Misiones arrestó al sospechoso que fue trasladado a sede policial, con intervención del Juzgado de Instrucción 7 de Posadas a los fines legales de rigor.

El implicado es el tercer y último sospechoso detenido, luego de los operativos encubiertos y persecuciones que se realizaron la semana por las diversas dependencias policiales actuantes, en jurisdicción de la Unidad Regional I.

Ayer, también se había demorado a uno de los empleados del local, sospechado de ser entregador pero recuperó su libertad horas después.

Según informaron fuentes consultadas, entre mañana y pasado, el Juez de Instrucción N° 7 de Posadas, Miguel Mattos, recibirá a los sospechosos y tomará declaración indagatoria.

Los dos detenidos previamente son familiares según expresaron fuentes consultadas. Fueron notificados “por robo calificado” y además, también están siendo peritados tres teléfonos celulares que fueron secuestrados el martes, en el allanamiento de una vivienda.

Por otro lado, los investigadores detallaron que no hay rastros del dinero robado.