En horas de la tarde de la jornada de ayer en la zona céntrica de Posadas, personal encubierto de la División Robos y Hurtos, secuestró un Peugeot 2008 y una Chevrolet Tracker, ambos autos robados en Buenos Aires, con dominios truchos. También detuvieron a un hombre de 44 años, involucrado en el hecho.

La Policía de Misiones patrullaba por la calle Santa Fe y visualizaron la Chevrolet Tracker, que llamativamente tenía una chapa patente con anomalías, por lo que corroboraron el alfanumérico con el de los grabados de cristales, no hallando coincidencia. Así se consultó en base de datos, precisando que el rodado tenía denuncia de robo. En el lugar, el supuesto propietario fue demorado en averiguación del hecho.

Posteriormente, con intervención del Juez de Instrucción N°1 de Posadas se ingresó al vehículo incautándose una llave de encendido de otro rodado. Con datos recabados, se llegó a la cochera de un edificio de la calle Ayacucho, donde los investigadores se entrevistaron con el encargado del lugar, que manifestó que el hombre alquiló un departamento hace cuatro meses pero nunca lo habitó, dejando un Peugeot 2008 en el garaje.

Autos con pedido de secuestro en Buenos Aires fueron hallados en pleno centro posadeño.Policía de Misiones

Dicho auto, con patente apócrifa también, fue peritado y arrojó denuncia por robo siendo trasladado a sede policial continuándose con los trámites de rigor. El detenido quedó alojado en la Comisaría 12da UR I de la ciudad, por robo automotor.