El dueño de un vehículo denunció que le robaron las chapas patente y que había descubierto que las mismas habían sido colocadas en otro, estacionado cerca de su casa. Así se descubrió el engaño.


Un vecino denunció que le habían robado las patentes de su automóvil Volkswagen Fox y que luego descubrió a otro auto de la misma marca y modelo al que le habían colocado las chapas arrancadas de su vehículo.

La policía secuestró el auto que tenía documentación apócrifa y las chapas robadas del auto del vecino posadeño. Un joven de 20 años dijo haberlo comprado de buena fe y ante el reclamo policial accedió a entregarlo voluntariamente, ya que se comprobó por el número de motor y otros datos que tenía pedido de secuestro en la provincia de Buenos Aires.

Se informó que es el segundo caso descubierto esta semana en Misiones, ya que un Peugeot 307 fue secuestrado este jueves en Puerto Rico. También coincide el origen de los autos, ya que ambos fuero robados en el partido bonaerense de La Matanza, en el Conurbano bonaerense.

En ese último caso, la policía fue alertada por José V. de 70 años, quien vive en el barrio Malvinas de Posadas, donde robaron las chapas de su Volkswagen Fox. El hombre avisó a los agentes que a pocos metros de su inmueble se encontraba estacionado un coche de la misma línea y modelo con los dominios de su propiedad.

Por ello, los efectivos fueron a entrevistarse con su dueño, un joven de 20 años quien adujo haber adquirido el rodado recientemente y al requerirle los documentos pertinentes, constataron que eran falsos y que efectivamente estaban a nombre del damnificado.

El joven entregó voluntariamente el automóvil y en la Dirección Verificación del Automotor se supo que tenía pedido de secuestro por robo en la mencionada localidad porteña. Por orden del Juzgado de Instrucción N°1 de Posadas, a cargo del juez Marcelo Cardozo, el rodado quedó depositado en la dependencia mientras continúa la investigación y devolución del mismo.




Comentarios