El paso de turistas que llegan a Iguazú procedentes del aeropuerto de Foz también inquieta a las autoridades de salud de las demás ciudades por las que pasan.


La aglomeración y circulación diaria de un millar de turistas argentinos que ingresan al país por el puente internacional de Puerto Iguazú ya causa preocupación en toda Misiones.

La provincia ha bloqueado todos los pasos fronterizos que la unen con ciudades vecinas de Brasil y de Paraguay.

El temor es el contacto con personas que podrían llegar con el contagio de coronavirus, tras su viaje a Europa, Estados Unidos, México u otras zonas de riesgo. 

El jefe comunal de esa ciudad pidió al cónsul argentino en Foz do Iguaçú que gestione vuelos directos entre el aeropuerto de esa ciudad brasileña y el de Buenos Aires.

“Nuestra ciudad corre gravísimos riesgos, de continuar el paso de casi mil personas diariamente, ingresando a nuestro país (desde Brasil y el exterior), en razón de ello ya se ha decidido por el gobierno municipal de Puerto Iguazú, prohibir el ingreso de más turistas, a fin de resguardar la salud de la población”, señaló el intendente Claudio Filippa en su nota al cónsul.

El diplomático argentino en Foz es el cónsul  Roberto Ramón Lafforgue, a quien le pidieron que gestione el pedido ante las autoridades nacionales. En Puerto Iguazú quiere que los turistas sean trasladados desde Brasil en puentes aéreos directos a los aeropuertos de Ezeiza o Aeroparque, sin ingresar a la Argentina.




Comentarios