La Policía desmintió haber demorado a una persona trans víctima de agresión en Posadas y dio su versión de los hechos


Andy Verdúm contó a los medios que había ido a denunciar una agresión en patota a la Comisaría Tercera y que allí no fue atendida y que además la demoraron, ahora fuentes policiales desmintieron ésto y detallaron el proceder de los agentes.

Comisaría 3era de Posadas

El pasado sábado 21, pasadas las 5:30 horas, una oficial que se encontraba patrullando junto a un compañero, fueron solicitados a través del sistema radial dado que frente a la Comisaría Tercera, dependiente de la Unidad Regional I, se encontraba una mujer trans manifestando que le habían roto una pierna.

La oficial se acercó a observar qué sucedía y notó que frente a la comisaría se encontraba Verdúm, gritando: “Me rompieron las piernas, ¿dónde está la Justicia que no hace nada?”, ella estaba acompañada de dos amigos, Gisel y Pablo.

Éstos le contaron a la oficial que habían ido a un conocido local bailable de Cabred al 1900 y que se disponían a retornar a sus casas en el barrio A-4. La oficial notó además que los tres emanaban aliento etílico.

Según fuentes policiales, la oficial se acercó para ver qué le había sucedido a la joven, quien decía tener las piernas rotas, pero que ésta, lejos de calmarse “comenzó a vociferar e insultar al personal policial”. Textualmente: “¿Porque soy gay, puto, trolo, no hacen nada? Me rompieron la pierna y nadie hace nada”.

La situación se tornó tensa ya que Verdúm no aceptaba la ayuda de la oficial, que además ya había solicitado la presencia de una ambulancia para constatar su estado de salud. Sin embargo, la mujer trans no aceptaba el socorro.

Informaron además que la joven intentó arrojarse a la calle, delante de los vehículos y colectivos que pasaban, momento en que sus amigos la arrastran de los brazos hasta la vereda; fue allí que la amiga de Verdúm, Gisel, dice “Andy, dejá de mentir, vamos a casa ya que vamos a perder el colectivo, qué vergüenza” a lo que agrega “Todos los fines de semana que salimos toma y hace lo mismo, un desastre, lo hace para llamar la atención no más, estuvimos en Metrópolis toda la noche y nadie le pegó, no le pasó nada, quedate tranquila”.

Fue ese momento en el que los amigos tomaron de los brazos a Verdúm y se retiraron del lugar sin dar explicaciones, diciendo que “todo era un teatro”.

Cinco minutos después llegó la ambulancia a la Comisaría, pero los jóvenes ya no estaban allí, sin embargo el móvil sanitario fue hasta la parada para constatar el estado de la supuesta agredida. Notó que los tres amigos estaban sentados, tranquilos y fumando cigarrillos y que Andy Verdúm no tenía rastro de lesiones. Luego observó que el trío se subió a un colectivo y se marchó del lugar.




Comentarios