La intendente de Almafuerte fue reelecta y derrotó por amplio margen a su ex, acusado de violencia de género y con prohibición de acercarse.


La intendente de Almafuerte Celia Smiak le agregó este domingo un triunfo electoral a la victoria judicial por violencia de género que ya obtuvo contra su exmarido y exdiputado Pedro Pietrowski. El pueblo votó por ella y no por Pietrowski quien quiso derribarla del sillón comunal.

La historia no es divertida La justicia dispuso una perimetral contra Pedro Pietrowski, mientras Celia tiene una permanente custodia policial para evitar agresiones de su ex, a quien también le está prohibido acercarse a sus hijos de 20, 18 y 11 años.

“Me lo crucé todo el tiempo. Tuve miedo. Pero a la vez estaba segura porque estaba acompañada por mi gente“, contó la intendenta misionera a TN. Ahora, pasada la campaña, Pietrowski deberá volver a la perimetral que le impide acercarse. Ambos pertenecen al Frente Renovador de la Concordia.

El año pasado la intendente denunció que el hombre la amenazó de muerte y la justicia ordenó la perimetral. Peor fue el resultado electoral, porque el pueblo se volcó a favor de Celia. La intendente fue reelecta con el 70,26 % (782 votos) contra el 28,3 % (312 votos) de su exmarido.

“Varias veces violó la perimetral. Se acercó, hizo cosas que no debía. Yo fui con una de mis hijas a la comisaría y lo denuncié“, contó la jefa comunal renovadora. En su municipio Juntos por el Cambio (el nombre de Cambiemos en Misiones) solo obtuvo 8 votos, el Partido Agrario y Social (PAyS) 7 votos y el Polo Obrero 4. 

Durante la campaña electoral, los abogados de Pietrowski pidieron la suspensión temporaria de la restricción perimetral. La justicia lo permitió pero Celia tuvo miedo todo el tiempo, confesó. Ahora está concentrada en las tareas comunales, además de promover la Fiesta de las Frutas Tropicales en Almafuerte, donde los colonos cultivan mango, ananá, banano, frutilla.






Comentarios