Retenciones al campo: el Gobierno afirmó que “en el corto plazo es impensado” avanzar en una rebaja

El secretario de Agricultura, Juan José Bahillo, expuso en un plenario de comisiones de Diputados. Foto: HCDN.
El secretario de Agricultura, Juan José Bahillo, expuso en un plenario de comisiones de Diputados. Foto: HCDN.

Lo dijo el secretario de Agricultura, Juan José Bahillo, tras presentarse en la Cámara de Diputados para defender el proyecto de ley de agroindustria, que avanza en comisiones.

El secretario de Agricultura de la Nación, Juan José Bahillo, sostuvo este miércoles que “en el corto plazo es impensado” avanzar en una rebaja de retenciones al sector agropecuario, pero dejó la puerta abierta a discutir “una nueva matriz impositiva” en el mediano plazo.

Por el momento, no se baraja la posibilidad de rebajas en las retenciones al sector agropecuario. Foto: Tomy Fragueiro/Archivo.
Por el momento, no se baraja la posibilidad de rebajas en las retenciones al sector agropecuario. Foto: Tomy Fragueiro/Archivo.

“Para avanzar en el corto plazo es impensado reducir los derechos de exportación por la situación de las cuentas públicas de la Argentina, pero eso no invalida que se piense en un esquema de mediano plazo, con una nueva matriz impositiva”, afirmó Bahillo a este medio.

El funcionario se expresó de ese modo tras presentarse en la Cámara de Diputados para defender el proyecto de promoción del sector agroindustrial, que el oficialismo busca sancionar a pedido del ministro de Economía, Sergio Massa.

Bahillo expuso en un plenario de las comisiones de Agricultura y Ganadería y de Industria, y se mostró confiado en que la ley, consensuada entre el Poder Ejecutivo y el Consejo Agroindustrial, avanzará con apoyo del sector y también de la oposición.

“Las disidencias son menores. Hay un denominador común en la voluntad de avanzar en este proyecto. El proyecto ideal nunca se va a lograr, ni de un lado ni del otro, pero hay una marcada vocación por la construcción de consensos”, destacó el secretario a la prensa acreditada.

El proyecto en análisis otorga beneficios impositivos en todos los eslabones de la cadena de valor para fomentar las inversiones y las exportaciones. La meta del Gobierno es alcanzar las 200 millones de toneladas de producción de granos en 2030.

Bahillo resaltó que “esta ley fomenta la inversión, la generación de divisas y la generación de empleo, en una mirada de cadena agroalimentaria y agroindustrial para que el nivel primario se vaya integrando con mayor valor agregado”.

Además, señaló que “tiene una mirada muy federal, atendiendo a las economías regionales, que generan un importante volumen de mano de obra, y eso las hace tan importante como otras cadenas que son más visibles”.

Bahillo ratificó en las comisiones la meta de las 200 millones de toneladas de granos para 2030 (Foto: HCDN)
Bahillo ratificó en las comisiones la meta de las 200 millones de toneladas de granos para 2030 (Foto: HCDN)

Las comisiones podrían volver a reunirse el próximo jueves 25 para emitir dictamen y luego tratarlo en el recinto el miércoles 31. Mientras tanto, el oficialismo receptará sugerencias de distintas entidades del sector para incorporar modificaciones al texto original.

En ese sentido, uno de los planteos más repetidos (y que sería tomado por el Frente de Todos) apunta a la necesidad de “desburocratizar” el acceso a los beneficios fiscales.

También hay propuestas para reducir los plazos en la amortización acelerada en el impuesto a las Ganancias (el proyecto prevé tres años en lugar de los diez actuales).

“Si le queremos meter 35 cosas a la ley, no va a salir. Nos vamos a centrar en algunos temas que hagan que la ley salga. Vamos a afinar en los comentarios en particular para ver si podemos arribar a consensos. A veces forzar un artículo más lleva a que la ley termine sin salir”, planteó Marcelo Casaretto, presidente de la Comisión de Industria.

De la suerte de las negociaciones dependerá el apoyo de la oposición, aunque todo indica que tanto Juntos por el Cambio como los interbloques federales acompañarían la votación en general en el recinto.

De todos modos, el jefe del bloque Córdoba Federal, Carlos Gutiérrez, insistió en la necesidad de implementar cambios de fondo. “El Gobierno nacional tiene la costumbre de ponerle grandes títulos a cuestiones que, como en este proyecto, se reducen a un régimen de incentivo fiscal, que es necesario, pero es solamente eso”, consideró ante este medio.

El schiarettista agregó: “Si queremos que el título esté acorde a la realidad, tenemos que pensar en los derechos de exportación, de los cuales se niegan a hablar; tenemos que pensar en una nueva matriz energética e incluir a los biocombustibles, de los cuales se niegan a hablar; y tenemos que dejar de lado los cepos, que en distintos sectores de la producción se siguen llevando adelante”.

Dólar soja

En otro orden, Bahillo ratificó que se está trabajando en “mejorar” la herramienta del “dólar soja” para que los productores liquiden la cosecha, aunque aclaró que “es competencia del Banco Central” y no precisó cuándo se emitiría la nueva resolución.

“Mi preocupación es generar las condiciones para que para el campo sea atractivo liquidar. Hoy nos plantean que uno de los principales obstáculos es la última resolución del Banco Central, porque que es engorrosa, no facilita la liquidación y tiene que ser más accesible y más simple el trámite”, indicó el secretario de Agricultura.