Esteban Bullrich no quiso faltar a las Elecciones 2021, incluso cuando podría haber faltado sin ninguna sanción o multa. El senador quiso “predicar con el ejemplo” y se llevó muchos aplausos y mensajes de aliento.

Bullrich, diagnosticado con Esclerosis Lateral Amiotrófica, viajó desde la Ciudad de Buenos Aires hacia la localidad de Agustina, Junín, para poder votar en la Escuela de Enseñanza Superior N° 14. Las autoridades de las mesas y las personas que estaban en el colegio lo recibieron con una ovación.

Ramón Lanús, candidato a concejal de Juntos por el Cambio en San Isidro, acompañó al senador y hasta ingresó con él al cuarto oscuro por las dificultades que tiene con su enfermedad.

Las lágrimas y la emoción de Bullrich contagiaron al resto de los presentes, que le agradecieron por su gesto y por su compromiso con los comicios.

Desde La Nación lograron dialogar con el senador, que puede comunicarse a través de una app, ya que su enfermedad del sistema nervioso afectó su capacidad motriz y para el habla.

La emoción de Esteban Bullrich tras volver a votar.

“Poder elegir quién nos gobierna es un privilegio al que no pienso renunciar. Además, siendo senador electo por el voto popular, creo que debo predicar con el ejemplo”, comentó orgulloso.

Por último, Bullrich cerró con un mensaje optimista dedicado hacia cualquier persona que esté atravesando un inconveniente. “Solo vivo esta etapa de mi vida como traté de vivir las otras: convencido de que todo depende de la actitud que adoptamos frente a la realidad que nos toca y que esa realidad siempre se puede cambiar con actitud y pidiendo ayuda. Saber pedir ayuda y dejarse ayudar es un gran aprendizaje”, dijo.