La vicepresidenta Cristina Kirchner volvió a poner en agenda la controversia sobre los planes sociales y la necesidad de que el Estado deje de tercerizar el control en favor de los movimientos sociales.

Esta tarde recibió en su despacho en el Senado de la Nación a un intendente bonaerense y en la red social Twitter publicó el motivo del encuentro.

“Con Pablo Zurro, Intendente de Pehuajó, que me acercó una propuesta para transformar los planes sociales que hay en esa ciudad en trabajo. Me contó que también se la envió al Ministro de Desarrollo Social de la Nación”, escribió Cristina Kirchner.

Cristina Kirchner se reunió con Pablo Zurro, Intendente de Pehuajó.

El lunes pasado, en un acto organizado por la CTA en Avellaneda, la vicepresidenta expuso una nueva crítica a la gestión de Alberto Fernández. “El Estado nacional debe recuperar el control y la auditoría de las políticas sociales, que no pueden seguir tercerizadas”, fue una de las frases que retumbaron en el universo de los movimientos sociales.

También dijo: “Eso no es peronismo, el peronismo es laburo, es trabajo. El peronismo no es depender de un dirigente barrial para que nos den el alta y la baja”. Además, se preguntó qué opinaría Evita de todo esto. Precisamente, uno de los destinatarios de las críticas fue el Movimiento Evita, uno de los grupos más leales al presidente Fernández.

Las repercusiones tras los dichos de Cristina

Desde el gobierno nacional y desde movimientos sociales aliados al Presidente, negaron que el control de los planes sociales esté tercerizado. “Me dolió la estigmatización que hizo de los movimientos sociales”, dijo Daniel Menéndez, en su doble rol de referente de Somos-Barrios de Pie y funcionario del Ministerio de Desarrollo Social.

Luis D’Elía asumió que Cristina Kirchner le “declaró la guerra” a los movimientos sociales.

Juan Grabois le respondió a Cristina Kirchner tras sus dichos contra los piqueteros. Foto: Twitter /@JuanGrabois

Alberto Fernández valoró el papel de “contención social”, que juegan las agrupaciones durante la pandemia y en la actual crisis económica. “Los movimientos sociales no se llevan el dinero de los vulnerables”, dijo también Fernández, que reconoció, no obstante, que algunas agrupaciones pueden cometer “picardías”.

En el gobierno nacional consideran injustas las críticas de Cristina Fernández y de La Cámpora. Sostienen que ya se están implementando acciones para transformar los planes sociales en trabajo formal. “Todos están de acuerdo en que los planes sociales deben transformarse en trabajo”, dijo el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, procurando tender un puente en la interna del oficialismo.

Foto Clarín

Juan Zabaleta, el ministro de Desarrollo Social, insiste en que el Gobierno no entregará más planes “Potenciar Trabajo”, el principal reclamo de las agrupaciones piqueteras no alineadas con el Gobierno. Desde el ministerio dicen que ya el año pasado se pusieron en marcha iniciativas para transformar planes en empleo rural y gastronómico.

En su tuit, Cristina Kirchner informó que el intendente de Pehuajó le acercará a Zabaleta el proyecto para “transformar los planes sociales en trabajo”. Desde el entorno de la vicepresidenta dijeron a este medio que el ministro Zabaleta visitó hace unos días dos veces a Cristina Kirchner.