Referentes de distintos movimientos sociales salieron hoy a cuestionar las duras críticas que les propinó en la tarde del lunes la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner por la administración de los planes sociales en el país.

La vicepresidenta le exigió al Gobierno del cual es parte que el Estado nacional “recupere el control, la auditoría y la aplicación de las políticas sociales que no pueden seguir tercerizadas”. Desde que asumió el Frente de Todos, los movimientos sociales controlan el ministerio de Desarrollo Social.

La Vicepresidenta en el plenario de la CTA de los Trabajadores que se realizó en Avellaneda y en ocasión del Día de la Bandera.

“No pueden seguir tercerizadas. Creo y creo que, además, ojo, sé que hay cooperativas que laburan, que producen, que hacen cosas… Pero es el Estado el que debe tener el monopolio… así como el Estado debe tener el monopolio de la fuerza ¿o se le ocurre a alguien que podemos tercerizar la policía o…? No, el Estado debe recuperar ese rol y transparentar frente a la opinión pública todo esto”, dijo Cristina en el acto de la CTA.

Este martes a las 10:00 se reúne la conducción del Movimiento Evita. Los referentes de la organización, entre lo que hay funcionarios del Gobierno de Alberto Fernández, van a plantear una respuesta a la vicepresidenta.

El dirigente social Juan Grabois se expresó a través de su cuenta de Twitter: “La economía popular no es tercerización de facultades que antes ejercía maravillosamente el Estado sino creación heroica de los excluidos, donde el Estado solo llega en patrullero y el Mercado con descarte. Garcas hay en todos lados. Hoy habia un par ¿no? Unidad y debate. Me va”.

Juan Grabois le respondió a Cristina Kirchner tras sus dichos contra los piqueteros. Foto: Twitter /@JuanGrabois

Por su parte, el dirigente del movimiento social Barrios de Pie, Daniel Menéndez, opinó este martes que la vicepresidenta “tuvo un tono demasiado despectivo con la tarea de la militancia social y los movimientos sociales”, por lo que aclaró que no comparte sus dichos. “Es parte de un debate al interior del Frente de Todos”, dijo en declaraciones a la radio AM 750.

Según Menéndez, Cristina tiene una diferencia política “válida” con un sector de los movimientos sociales, pero “le erra al enfoque” porque termina generando “una estigmatización a ese esquema organizativo comunitario”, en el que hay miles de familias de trabajadores.

Silvia Saravia, coordinadora nacional del Movimiento Barrios de Pie, dijo que las mujeres de las que habló la vicepresidenta no son explotadas, sino que están liderando espacios populares. “Somos protagonistas y dirigentas en las organizaciones que estamos en las calles, enfrentando el modelo de pobreza y precarización laboral de tu gobierno Cristina Fernández de Kirchner”, afirmó.

Dirigente Polo Obrero Eduardo Bellliboni, marcha federal piquetera. Organizaciones sociales Polo Obrero marchan por el centro de la ciudad de Córdoba. (Ramiro Pereyra/La Voz) Foto: (Ramiro Pereyra

También Eduardo Belliboni, dirigente del Polo Obrero y líder de Unidad Piquetera, salió a cruzar con dureza a la vicepresidenta. “A 20 años del asesinato de Maxi y Darío, Cristina Fernández de Kirchner muy cerca de donde cayeron, por responsabilidad política de varios funcionarios de su Gobierno, se sumó a la campaña antipiquetera, mientras pacta con los punteros repodridos de los intendentes”.

Belliboni recordó así a Kosteki y Santillán, víctimas de la “masacre de Avellaneda”, distrito en el que el lunes estuvo dando un discurso la vicepresidenta de la Nación.

Luis D’Elía, dirigente social en el partido bonaerense de La Matanza, afirmó: “Estoy muy dolido por la declaración de guerra que nos hizo Cristina a todos los movimientos sociales”.

Y luego comentó: “Flojita de memoria y de agradecimiento Cristina nos declaró la guerra a todos los movimientos sociales de la Argentina en general y a los kirchneristas en particular mientras la CTA de Hugo Yasky la aplaudía. Ni una sola palabra de apoyo al presidente Alberto Fernández. Horrible”.