Atentado contra Cristina Kirchner: se determinó un nuevo allanamiento a la vivienda de Sabag Montiel

Fernando Sabag Montiel, sosteniendo el arma con la que atacó a Cristina Kirchner.
Fernando Sabag Montiel, sosteniendo el arma con la que atacó a Cristina Kirchner. Foto: Clarín

La Justicia busca determinar quiénes ayudaron al acusado a planear y llevar a cabo el intento de magnicidio contra la vicepresidenta, por lo que la jueza de la causa ordenó allanar nuevamente su casa de San Miguel.

La Justicia determinó allanar nuevamente la casa de Fernando Sabag Montiel en San Miguel, provincia de Buenos Aires, a fin de encontrar nuevas pruebas que aporten información a la causa.

Así fue el momento en que le gatillaron a Cristina Kirchner afuera de su casa.
Así fue el momento en que le gatillaron a Cristina Kirchner afuera de su casa.

El principal foco está en determinar quiénes colaboraron con el brasileño de 35 años. Por ello, la jueza federal, María Eugenia Capuchetti, determinó que las fuerzas federales realicen un nuevo operativo en la casa de quien atentó contra Cristina Kirchner.

La causa, hasta el momento, ya acumula más de 20 cuerpos de documentación. Tanto Capuchetti como el fiscal Rívolo entienden que el ataque fue planificado.

Las últimas pruebas demuestran que tanto Sabag Montiel como su novia, habrían estado presentes en las inmediaciones del departamento de Cristina Kirchner en Recoleta, cinco días antes del ataque, por lo que se investiga si se trataba de un trabajo de inteligencia para planear el atentado.

Cabe recordar que en el primer allanamiento a la vivienda del acusado, encontraron 100 balas dispuestas en dos cajas de 50 cada una, que se correspondían con el arma que se utilizó en el intento del magnicidio, una Bersa calibre .32.

Las balas encontradas en el domicilio del atacante de Cristina Kirchner.
Las balas encontradas en el domicilio del atacante de Cristina Kirchner. Foto: TN

Brenda Uliarte, novia de Sabag Montiel, declaró este martes, aunque se negó a dar la contraseña de su celular, por lo que la Policía debió intervenirlo a la fuerza. Ella negó los cargos en su contra. El propio agresor de la vicepresidenta, se negó a declarar nuevamente (ya no lo había hecho el viernes pasado), pero sí confesó que su novia no tuvo nada que ver con el atentado.

Uliarte continúa detenida e imputada como partícipe de la planificación del intento de asesinato a la vicepresidenta.

Temas Relacionados