El caso de Nancy Videla presentó unas declaraciones que profundizan las acusaciones contra el detenido por su crimen. Unas vecinas aseguraron que lo denunciaron por acoso a menores de edad.

En diálogo con Canal 13, dos mujeres que viven “a una casa de él” contaron detalles que de lo que sufrieron. Todos los hechos marcan a Damián Lezcano, el remisero detenido.

“Nosotros pasábamos porque vivíamos a una casa de él, siempre nos decía algo. Una vez a ella, cuando tenía 14 años, le empezó a gritar cosas. Mi mamá fue y discutió con el hombre porque la acosaba”, comentó una de las vecinas en referencia a su hermana.

Luego del aterrador relato, las mujeres contaron: “Ahí alquilaba una chica que nosotras nos hablábamos. Tenía una pollería y como ella al final no podía pagar, el señor quería obligarla a tener relaciones y que ella no le pague. Se tuvo que ir”.

Además, mencionaron otro episodio que involucró a una niña. “Hace un mes había una chica colombiana que tenía una nena; la manoseó a la nena. La señora le hizo lío afuera, vino un taxi a buscarla y se fue”, declararon.

El accionar violento y acosador de Damián Lezcano era recurrente y habitual, tanto con sus inquilinas como con las propias vecinas de Budge. Por último, las mujeres dieron por seguro que los episodios que mencionaron fueron todos denunciados.