Este martes por la tarde, la Policía realizó controles vehiculares de rutina en la intersección entre las calles San Sebastián y Córdoba. Varios conductores fueron detenidos y se les pidió la documentación pertinente para tener un control de la circulación.

El motivo, tal como lo aseguró uno de los agentes policiales, fue controlar a las personas que conducían en esa zona y tomar registro de sus datos para que quedaran asentados. A cada conductor detenido se les pidió la licencia nacional de conducir junto con el carnet de manejo.