El martes 24 de mayo, se llevó adelante a través de videoconferencia, la audiencia imputativa a A.A.M por los delitos de Homicidio por el doble crimen de Brian Ezequiel Molina y Dylan Joaquín Valenti, dos jóvenes ejecutados en el camino rural de Uriburu y Avenida Las Palmeras.

Ya son cinco los imputados en la causa, y el fiscal Alejandro Ferlazzo les atribuyó los delitos de homicidio agravado por el uso de arma de fuego calificado por el concurso premeditado de más de dos personas (víctima Valenti) y Homicidio agravado por el uso de arma de fuego calificado por el concurso premeditado de más de dos personas y por su conexión -criminis causa- (víctima Molina), hurto agravado (dos hechos ), y portación ilegítima de arma de fuego de guerra, todo en concurso real entre si.

El hecho sucedió el 30 de septiembre de 2021 a las 20.30 horas aproximadamente cuando trasladan con el uso de fuerza y voluntad a las víctimas Brian Ezequiel Molina y Dylan Joaquín Valenti a inmediaciones de calle Uriburu y Las Palmeras de la ciudad de Pérez y les disparan con sus armas de fuego con la intención de provocar su fallecimiento. Luego de cumplir con su objetivo dejaron junto a los cuerpos de las víctimas una nota de carácter intimidatorio, abandonaron el vehículo VW Suran de Brian Molina. Luego, sustrajeron el celular y otras pertenencias de Brian Molina. Seguidamente se dieron a la fuga del lugar.

Lo expuesto denota el plan criminal trazado por el grupo que se encontraba buscando durante todo el día a Dylan Valenti para causar su muerte en represalia por un hecho de homicidio ocurrido a la mañana de ese día. A Dylan lo encontraron en el momento en que se estaba de manera fortuita con su amigo Brian Molina, y así los imputados planificaron la ejecución por venganza de Dylan Valenti en un lugar completamente aislado. Además, causaron el fallecimiento de  Brian Molina, que se encontraba con su amigo, para procurar su impunidad por el homicidio de la víctima Valenti. Todo ello implica el concurso premeditado de los ejecutores, hecho que no podría haber ocurrido sin tal planificación.

Por su parte, A.E.S fue imputado el 7 de abril de 2022 por tener y utilizar el telefono móvil de Brian Molina, víctima del doble homicidio, por los delitos de encubrimiento agravado de un delito especialmente grave y por ánimo de lucro, encubrimiento (arma de fuego), y tenencia de arma de fuego de uso civil.