Ecomarea es una Sociedad civil sin fines de lucro que fomenta la conciencia ambiental a través de actividades sociales y culturales. Vía Pérez dialogó con dos trabajadores de Ecomarea y con Analía Fernández, su Presidenta, sobre el programa de reciclaje que el año pasado comenzó a desarrollarse en Pérez, ciudad donde aún continúa la lucha por erradicar el relleno sanitario de Séptima Región que siempre estuvo bajo la mirada reticente de muchos vecinos.

Analía Fernández, Presidente de Ecomarea, vive en Roldán. Es docente de nivel inicial hace 26 años. Trabajó en Villa Gobernador Gálvez, siempre fue muy inquieta y quiso hacer cosas. “Lo aprendí de mi papá que fue mecánico toda la vida y enseñó el oficio justamente porque a él nunca se lo enseñaron. Mi primer impulso fue armar una escuelita de mecánica con mis hermanos. Pensé en hacer una ONG pero como no puede haber vínculo familiar dentro de la misma, no salió”, comentó.

En una charla apasionada, Analía relata su trayectoria en la docencia y los contactos que obtuvo dentro de ese ámbito. En ese interrelacionarse siempre encontró “ecos”. De allí el nombre Ecomarea: “no es solo lo ecológico, es la piedra que cae y expande. Surge como una idea de empezar a juntar personas proactivas con pensamientos e ideales comunes. Hay que multiplicar voluntades, sumar y unir. Es nuestro logo”, explica. El proyecto de mayor envergadura que quiere lograr es un módulo sanitario.

Ecomarea fue convocada por la Municipalidad de Pérez para trabajar el reciclado. “Empezamos en enero del año pasado y llegamos a más de mil chicos en las colonias del Club Mitre, en el Nueva Unión y en la Unión Obrera Metalúrgica (UOM). Con ellos hicimos diferentes talleres y así empezamos a separar. Apuntamos al reciclaje y a la inclusión social. Estamos en un proceso de crecimiento, ahora lo que hacemos es potenciar bien fuerte en la población lo de separar los residuos”, dijo Fernández.

“La Municipalidad nos da un convenio fuerte y con eso pudimos alquilar el galpón. Tenemos planes de la Provincia y también presentamos proyectos a la Nación, algunos se aprobaron, otros no. En este momento se aprobó un proyecto de nación por la cual vamos a comprar una prensa, porque la que tenemos es en comodato”, recalcó.

Algunos materiales se venden después de compactarlos y otros se reutilizan: vidrio, madera, plástico, papel. La idea es poner cada vez más valor agregado a las cosas. “El plástico lo estamos vendiendo pero pronto tendremos una máquina para procesar y se hará peletización. Eso es de la Municipalidad, nosotros ponemos el valor agregado de lo humano”, explicó.

Todo lleva tiempo y mucha inversión.

“En Pérez tenemos 12 personas en la planta de reciclaje, pero somos 25 en total. Tuvimos un acuerdo con el parque industrial y ellos nos proveen de material”, señaló. Tienen un espacio adaptado para hacer una carpintería. “El momento fuerte de crisis de covid-19 fue terrible. Sostuvimos muchas familias con las donaciones del banco de alimentos, y del Gobierno de Santa Fe nos contrataron para hacer kits de higiene, batas, barbijos, botas ... “.

Tenemos el plan de gestión de residuos desarrollado, vamos desde lo logístico a lo pedagógico. Ahora estamos haciendo el manual de los productos que incluimos en nuestra gestión. En la página web pueden visualizarse los distintos proyectos y actividades. Por ejemplo los contenedores realizados por Andrea Trinchero, quien además les enseñó a hacer macetas pequeñas biodegradables para regalar.

Macetitas biodegradables (CIMECO)

Maximiliano Márquez y Julián Moreira hacen equipo con las ecobicis

A Maximiliano todos lo conocen como “Sampa” y a Julián lo llaman “Alejo”. El primero es del Barrio Cabín 9 y el segundo del Barrio Talleres nuevos. Ellos con mucha profesionalidad cuentan lo que hacen: “reciclamos botellas, cartón, vidrio, papel, y juntamos todo en 5 estaciones que hay en la ciudad, y además en los supermercados Arcoiris y Dar. Pasamos también por las casas y a veces nos mandan mensajes para que retiremos en los domicilios”, señalaron.

En la Ciudad de Pérez el Municipio apuesta por el reciclaje pero hace vista gorda al Basural a cielo abierto (CIMECO)

Alejo cuenta cómo llevan todo al galpón 2121, al lado de la Estación de Servicios Axion, sobre la Ruta 33: “empezamos a separar todo: las botellas de plástico según el color las vamos dividiendo, el cartón, papel, botellas de vidrio y las latitas. El plástico se vende pero no sabemos dónde porque no manejamos esas cosas. Por ejemplo, lo que es tarimas, vienen gente que son carpinteros y se lo llevan como donación. Vienen a buscar botellas de vidrio y se las llevan para hacer vasos”, dice orgulloso por ser parte de ese proyecto.

“Estamos contentos con el trabajo, somos 8 o 10 trabajando. Somos muy unidos, eso es lo más lindo. Nosotros nos juntamos afuera, es una buena amistad la que tenemos. Nos solemos ir a Soldini todos en bici. Puro compañerismo”, agrega Alejo y señalando a Sampa continúa: “él fue el primero, en enero del año pasado”. Cede la palabra a Sampa y éste continúa: “tres meses estuve solo, con 4 carritos cuando empezamos. Iba buscaba uno, lo llenaba, luego el otro y así con las 4 bicicletas”.

Ecobicis en la Ciudad de Pérez (CIMECO)

Los dos compañeros de trabajo cuentan: “tenemos un plan del gobierno que es de 8.500 pesos y contamos con obra social. Los que llevan trabajando más tiempo, tienen un incentivo de la Municipalidad”. Samba explica que “tenemos un acta acuerdo de la Municipalidad, una ayuda de 6.000 pesos mensuales”. Alejo sigue: “si pero eso lo tienen algunos, yo no lo tengo... me falta tiempo creo, hace un mes que estoy trabajando”. Sampa dice que tiene compañeros que están hace seis meses, siete y ya lo tienen. “La Municipalidad cuando se abre un cupo para tener acta acuerdo, le dice a Ecomarea, para que se lo de a quién se lo merece más”, apunta.