Ante la llegada de nuevas dosis, el gobierno de Santa Fe avanzó con el plan de vacunación y comenzó a inocular en los centros de salud barriales. La finalidad es llegar a las personas que no tienen los medios o no saben inscribirse en la página de la Provincia.

El centro de Salud Nº 21 de Cabin 9, está a cargo del Ministerio de Salud de la provincia a lo largo del día, por las noches sin embargo, lo lleva adelante el Municipio. En una nota publicada por Rosario 3, la directora de primer y segundo nivel de atención en salud, Laura Ortube, explicó cómo obtuvieron los datos para llegar a vacunar a quienes no pudieron hacerlo: “Hicimos un entrecruzamiento para ver quiénes son los vecinos que se atienden en estos espacios y que aún no se anotaron para ser vacunados. Con ese listado, salimos por el barrio buscando a las personas”.

Los profesionales recorren las calles de Cabín 9 invitando a los vecinos para anotarse y poder recibir la vacuna (Gentileza Rosario 3).

La logística es sencilla, ya que los profesionales recorren las calles del barrio y se acercan a las distintas viviendas. Una vez que se habla con ellos, se los invita a acercarse al efector público, ya sea para vacunarse o anotarse, según la edad y comorbilidad que tengan.

“La gente está muy predispuesta a vacunarse, en los últimos días murieron muchos referentes del barrio por coronavirus”, dijo la médica a cargo del centro de Salud, Virginia Di Carlo. La profesional que realizó los hisopados informó que de los 22 vecinos que se acercaron para hacerse el testeo, 7 fueron diagnosticados con coronavirus. “Ahora estamos mejor, llegamos a tener el 60% de positivos”, remarcó.