Tras consagrarse campeón del Turismo Carretera en San Juan Villicum, Mariano Werner fue recibido por cientos de personas en la zona del Túnel subfluvial de la capital entrerriana y escoltado luego hacia el centro de la ciudad.

“Feliz de traer la Copa a Entre Ríos, que cuantas veces se nos negó”, fueron las palabras que expresó Werner al encontrarse con la hinchada Ford y con todos los simpatizantes que lo esperaban.

El piloto paranaense recorrió las calles de su ciudad a bordo de una autobomba de los Bomberos Voluntarios, junto al trofeo que obtuvo ayer tras la última fecha 2020 del Turismo Carretera. Autos, motos y bicicletas escoltaron a Werner; mientras que otras cientos de personas salían a las veredas a extender sus brazos en saludo a quien se convirtió en campeón de la máxima categoría del automovilismo argentino.

Al llegar frente a la catedral la caravana se detuvo y más personas se sumaron a la ovación con cánticos, banderas y celulares que buscaron registrar el momento de gran alegría para toda la capital entrerriana. Feliz y emocionado, el campeón no dejó nunca de saludar, saltar y agitar la bandera junto a quienes lo esperaron para celebrar.