Para los docentes del interior, en especial para aquellos que trabajan en zonas rurales, el traslado fuera de su ciudad es algo diario y también complejo. En la mayoría de los casos deben hacer largas horas de ‘dedo’ en la rauta para conseguir que aún automovilista los acerque hacia sus localidades de trabajo o, en otros casos, deben agruparse entre varios para compartir un vehículo y así dividir los gastos. Ante este escenario tan frecuente, el intendente de Feliciano, Damián Arévalo, tomó cartas en el asunto y decidió poner a disposición de los trabajadores de la educación un colectivo para que puedan movilizarse hacia las instituciones educativas donde trabajan.

Según explicaron desde el municipio, son más de 40 docentes que cada día salen a madrugada a la ruta; y otros 20 que viajan a mediodía. Viajan por la ruta 2 hacia Los Conquistadores, Chajarí, Federación y colonias intermedias.

“No nos vamos a desentender de las problemáticas locales”, señaló Arévalo a Realidad Regional. “Día tras día, numerosos docentes, especialmente mujeres, les toca viajar a trabajar a ciudades vecinas. Por eso, en forma excepcional, por lo menos en esta temporada de fríos, dispondremos de la movilidad municipal para llevar a trabajadores y trabajadoras, por lo menos dos veces a la semana a la ciudad de Chajarí, abaratando sensiblemente los costos para ellas. Sabemos que no alcanza, pero queremos colaborar y atemperar está situaciones que en días de invierno se hace más dura. Es un comienzo. Una prueba. Lo vamos hacer entre todos”, explicó.

Arévalo expresó además: “Nos preocupa la nocturnidad, pues por el bajo tránsito, deben salir a las 4 de la mañana a hacer dedo”. El presidente municipal adelantó demás que “Estamos trabajando opciones con la Secretaría de Transporte. También, hablaremos con las empresas locales, que tienen horarios de salida más tarde y no les permite a las compañeras llegar a tiempo”.