Tal como había anticipado el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) esta mañana de desató una importante tormenta en Paraná que se extendió hasta la tarde; en pocas horas llovieron 50 milímetros y los efectos se vieron en distintos puntos de la ciudad.

En varias cuadras de la capital entrerriana hubo anegamiento de calles como el caso de Avenida Ramírez y Feliciano; también en la esquina de Misiones y Salta; y en varios puntos de calle Corrientes. El arroyo Antoñico también sufrió los efectos del temporal y se desbordó producto por las intensas lluvias. A la altura del barrio 33 Orientales el desborde produjo la inundación de viviendas de la zona, un problema que los vecinos definen como “de años” y que aún no encuentran solución, según expresaron a ElOnce.

Desde la Dirección de Protección Civil de la Municipalidad de Paraná indicaron que “Cayeron 50mm en un corto periodo de tiempo y eso ocasionó algunos problemas”. A raíz de la situación han recibido “alrededor de 150 llamados por asistencia”. Desde el área municipal asistieron a 20 familias y respecto al trabajo que realizan explicaron que “En una primera instancia tratamos de solucionar la dificultad de manera provisoria, y con el tiempo le garantizamos el arreglo definitivo”.

La caída de árboles fue otro de los problemas que ocasionó la tormenta, varios de ellos obstaculizaron la vía pública por lo que se requirió asistencia municipal. En calle Tucumán entre Alameda de la Federación y Malvinas hubo desprendimiento de ramas; por otro lado, fuentes policiales informaron a Vía Paraná que en calle Acebal y Streams se cayó un árbol sobre la cinta asfáltica pero que afortunadamente no hubo personas lesionadas, ni daños materiales.

En tanto que en calle México, un hombre de 41 años dejo estacionado su auto Volkswagen Gol Trend y con la tormenta un árbol se cae encima del vehículo, provocando daños y abolladuras.