THE CHAMPION OF COLOSTOMY: Campeona de la colostomía: así era el título del encabezado de un periódico deportivo de New Jersey, sin querer serlo y sin saberlo, mis desafíos e inconvenientes personales habían llegado a oídos de otros atletas, en especial de un periodista deportivo y corredor también. En su relato establece una comparación propia y la mía personal en donde el reclamaba, por algunas ampollas en sus pies durante el maratón y lo horrible que lo había pasado. Yo había recorrido un maratón con la “bolsa de colostomía”, y estaba cruzando la línea de meta, jamás lo tome como un elemento que me ayudara a sobresalir o llamar la atención, solo quería superar el dolor y la adversidad triunfando en ella.

Creo casi con certeza que la mayoría de nosotros hemos pasado por inconvenientes, tal vez menores o no, en algunos casos de mayor intensidad, todos tenemos una historia que contar de nuestras vidas, que nos condujo al límite de nuestras fuerzas, físicas o emocionales. Historia que no sabremos, o tal vez algunas si como esta, pero la pregunta más valiosas es saber que nos determina a seguir luchando y por qué.

¿Qué nos hace ser integrantes del grupo de elite? De aquellos que vamos por todo o nada, que nos lleva por caminos diferentes, es el que no se queda esperando que pase, sino busca que pase lo antes posible de la mejor manera posible, busca recursos, pensamientos, disciplina, objetivos.

Todos estos elementos que vamos usando en el camino, nos irán, acercando a nuestro propósito, salir adelante y que sea un anécdota más, ¿será que así se templa la persona de quienes procuramos no ser uno más, sino definir nuestro objetivo existencial?

Pueden ser de más variadas y amplias, las respuestas a estos desafíos. Los objetivos están relacionados a nuestras intenciones, a como hemos ido creciendo, a nuestra niñez y adolescencia y en especial el entorno en el que crecimos. Me ha quedado muy presente la historia de vida de un jugador del Club Atlético Boca Juniors, el entorno en el cual él se desarrolló como sus objetivos estaban al borde la cornisa constantemente, por su estado de familia, por sus amistades, por el lugar, que no era el más propicio y también problemas de salud.

El deporte nos excluye de muchas cosas, nos orienta y nos define, en ideas pensamientos, conductas, en variantes para superar un mal momento de cualquier índole, nos enfoca nos proyecta y nos lanza, nos transforma. Y nos incluye en otras, el tema es saber balancear, cuidadosamente para poder tener éxito en nuestra empresa.

Es un zigzag constante, y determinante, para quienes tenemos no sé si decir, la dicha o el apremio de llevar el eje del movimiento, en el deporte, la vida se pinta en cosas tan diferentes, en tiempos, marcas, próximos eventos, si tengo más masa muscular, si descanse bien, si manejé mi estrés, y pude mentalizar mis objetivos, si superar el juego de la mente, tantas cosas, que en realidad sólo las planteamos nosotros, no existen más que para nuestra filosofía de vida, la que hemos elegido, la que nos eligió o la que nos destinaron o destinamos con nuestras decisiones.

New York Road Runners, la asociación de clubes de New York, el premio a la mejor atleta del año 2007 por constancia, disciplina y superación, Claudia Camargo. TRIUNFAR EN LA ADVERSIDAD - BRIAN CAVANAGH (entrenador IAAF)