Un incendio accidental ocurrió este jueves por la madrugada en el Acceso Norte de Paraná. Una camioneta, que partía hacia María Grande y pertenecía a una empresa de transporte, se prendió fuego.

El chofer, que se percató del problema, alcanzó a estacionar el vehículo al costado de la ruta, y salió a tiempo. No sufrió heridas de ningún tipo. Por su parte, los Bomberos confirmaron que la camioneta quedó inutilizable.

El hecho sucedió alrededor de las 2 de la madrugada, a la altura del Parque Botánico de la ciudad. En el transporte, se llevaba un cargamento de naranjas hacia la ciudad vecina.

El chofer manifestó que hacia un tiempo venía sintiendo mucho olor a combustible. Decidió estacionar el vehículo, y abrir el capot. Al realizarlo, una gran cantidad de llamas invadió el rodado, y lo prendió fuego.